Cómo hidratar la piel y combatir el envejecimiento

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y es, también, nuestra carta de presentación. Por qué es importante que esté bien hidratada y cómo lograrlo.
MercadoLibre

Presentado por Ideas Mercado Libre. By Buena Vibra Branded Content

La piel es el órgano más grande del cuerpo y está muy expuesto a factores que la agreden, como el sol, el viento, el frío, la climatización artificial y la contaminación ambiental. Para mantenerla joven y saludable es clave cuidarla a diario, de manera que no pierda sus propiedades naturales. Te contamos cómo hidratar la piel y combatir el envejecimiento y las arrugas con buenos productos y mejores hábitos.

Cómo tener una piel perfecta

Podés leer: Cómo tener una piel perfecta: consejos y cuidados

Cómo hidratar la piel

Tener la piel hidratada es fundamental para que conserve sus mecanismos de reparación natural y tenga los elementos para enfrentar la agresión de factores externos. Para humectarla bien es clave seguir algunos pasos. No se trata sólo de ponerte crema o comprarte un producto específico. Es fundamental limpiarla a diario, nutrirla y, sobre todo, incorporar buenos hábitos vinculados a la nutrición, la hidratación y la protección solar. Además, hay alimentos que favorecen la salud dérmica que podés aprovechar.

Diferencia entre humectación e hidratación

Para comenzar, es importante distinguir entre humectar e hidratar. Las cremas humectantes funcionan como una barrera protectora que evita la evaporación de la humedad propia de la piel. La hidratación, en cambio, se logra bebiendo mucho líquido (sobre todo agua) y utilizando cremas que aportan sustancias que restauran la piel, nivelan el agua y balancean el PH.

Cómo cuidar la piel de la cara

Los pasos básicos a tener en cuenta para cuidar la piel del rostro son los siguientes:

  • Identificar tu tipo de piel: puede ser seca, grasa o mixta (cuando la piel de la frente, nariz, pómulos y mentón suelen ser más grasas que el resto). Es clave para saber cuál es el tratamiento más adecuado para vos.
  • Reforzar el cuidado de las zonas sensibles: es importante brindarle más cuidados a las partes del rostro donde la piel es más fina, como el contorno de los ojos y los labios.

como combatir la rosacea

Podés leer: Cómo curar el acné: consejos para eliminar los granitos

  • Establecer una rutina: lo ideal es definir un momento del día para dedicar 10 o 15 minutos a tu rostro. Pronto se hará costumbre y lo vas a disfrutar.
  • Mantener la piel limpia: hay que hacerlo todos los días, sin excusas. Es preferible lavarte la cara sólo con agua y evitar esponjas y jabones perfumados, ya que pueden irritar o sumar más grasitud. A su vez, antes de acostarte lavate siempre la cara con agua, aunque no te hayas maquillado. Es para sacar los residuos de crema del día y toda la polución del ambiente.
  • Quitar bien el maquillaje: lo mejor es usar cremas o lociones desmaquillantes. También hay toallitas preparadas para tal fin.
  • Secarte con cuidado: no fricciones la toalla sobre el rostro. Lo mejor es apoyarla suavemente, dando golpecitos, o utilizar papel tipo tisué.
  • Antes de acostarte, utilizá una crema hidratante nocturna para recuperar la humedad natural de la piel. Hay una gran variedad de opciones para cada edad, incluso opciones naturales y a base de hierbas relajantes y refrescantes.

qué hacer con una quemadura solar

Podés leer: Quemadura solar: qué hacer y cómo aliviar el dolor

  • Exfoliar el rostro: lo sugerido es una vez por semana, pero es importante consultar a un dermatólogo para evitar productos irritantes. Es recomendable usas productos hipoalergénicos. La exfoliación ayuda a eliminar las impurezas que se acumulan, como barritos y puntos negros, sobre todo en la zona de la nariz y el entrecejo. También ayuda a retirar las células muertas para recuperar la frescura y lozanía de tu piel.
  • Utilizar maquillajes de buena calidad, que estén dermatológicamente testeados, para evitar alergias, irritaciones y el envejecimiento de la piel.
  • Para prevenir los daños que provocan los factores climáticos, es clave humectar el rostro todo el año (inclusive los labios) y sumar protector solar cuando llegan los meses de calor.

Podés leer: Cuál es la mejor crema antiarrugas según los dermatólogos

Cremas para el rostro

Son muchas las opciones cuando buscamos una crema para la cara, por lo cual es bueno hacer algunas distinciones:

Cremas humectantes para el rostro

Son fundamentales para usarlas de día, ya que aportan una barrera protectora que trata de evitar la pérdida natural de agua y reducir los daños que genera el estar en contacto con el frío, el calor y la contaminación ambiental. Es clave para retrasar el envejecimiento.

como curar la alergia en la piel durante el embarazo

Podés leer: Cómo combatir la celulitis: olvidate de la piel de naranja

Cremas hidratantes para el rostro

Se usan sobre todo de noche. Aportan la cantidad de humedad necesaria para reparar el desgaste diario, hidratando la capa de piel más profunda. En todos los casos hay que colocarla suavemente, sin friccionar. Si es un buen producto, será suficiente que coloques un punto de crema en la frente, nariz, pómulos y mentón y, con la yema de los dedos, sin presionar, esparcí la crema con movimientos circulares.

Cremas nutritivas para el rostro

Son cremas compuestas por vitaminas y nutrientes. Podés usarlas de día y de noche pero es bueno que te asesores con un dermatólogo para saber cuál es la más adecuada para tu piel. Un producto que no sea el adecuado puede ser perjudicial y provocarte alergias o irritaciones.

Mascarillas para la piel del rostro

Las mascarillas son un recurso muy bueno para poner tu cutis a punto una o dos veces por mes. Encontrarás una gran variedad de productos elaborados por laboratorios y naturales también. Hay opciones para distintos objetivos: las que ayudan a eliminar puntos negros y barritos, las que combaten la grasitud excesiva, para el acné, para pieles secas y sensibles y, también, relajantes. Verificá siempre el vencimiento del producto y que esté dermatológicamente testeado. No lo dejes más tiempo del indicado en las instrucciones. En general no se coloca sobre párpados ni en los labios. Las mascarillas caseras dan buenos resultados también.

Podés leer: Cuidados de la piel: cómo mantenerla linda y saludable

Aceites naturales

Un buen recurso para regenerar y rejuvenecer la piel en profundidad son los aceites naturales. Entre los más efectivos encontramos el aceite de oliva, el aceite de almendras y el aceite coco. También son muy buenos los de argán, de jojoba, de rosa mosqueta y de sésamo. propiedades del aceite de almendras dulces

Podés leer: Las propiedades del aceite de almendras: el mejor aliado de tu piel

Nutrición e hidratación de la piel

Una alimentación rica en frutas y verduras va a hacer que tu piel sea más sana, más suave y menos. Los alimentos con los mejores nutrientes y vitaminas son:

  • Cítricos y frutos rojos: naranjas, limones, pomelos, kiwis, frutillas, cerezas y arándanos aportan Vitamina C, que es antioxidante. Además, aportan colágeno, que favorece que el cutis se mantenga terso y firme.
  • Zanahoria y zapallo: aportan Vitamina A, una importante regeneradora de la piel, y tiene betacaroteno, que vuelve el bronceado más intenso y luminoso.
  • Tomate: contiene gran cantidad de licopeno, que ayuda a reparar la agresión de los radicales libres.
  • Verduras de hojas verdes: la acelga, la espinaca y las coles contienen Vitamina E, muy buena para contrarrestar el estrés que se refleja en un rostro rígido y ceñudo, favoreciendo la aparición temprana de arrugas.
  • Frutos secos: las nueces, almendras, avellanas y castañas contienen Vitamina E, que evita la oxidación celular, y tienen beneficios antiinflamatorios.
  • Hidratación: además de 2 litros de agua, es bueno tomar infusiones como tés de manzanilla, té verde y jugos exprimidos de pomelo, limón y naranja.

Podés leer: Las mejores cremas para la celulitis

Qué factores deshidratan el rostro

Algunos hábitos y alimentos atentan contra una buena hidratación del rostro y del cuerpo en general:

  • Café y bebidas azucaradas y alcohólicas.
  • Frituras.
  • Alimentos con mucho contenido graso y mucho sodio, ya que retienen líquido y no permiten desintoxicar el organismo, provocando acné, petequias, enrojecimiento, etc.
  • No fumar: es terrible para la piel. La intoxica como ningún otro factor y acelera el envejecimiento.
  • Evitá el sedentarismo: la falta de actividad enlentece el organismo y la reproducción celular es menos eficiente.

Podés leer: Cuál es la mejor crema antiarrugas según los dermatólogos

Te puede interesar:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!