Cómo ir vestida a una entrevista de trabajo

Consejos infalibles para enfrentar con seguridad una entrevista laboral. Qué ponerse, cómo peinarse y el maquillaje adecuado.
entrevista de trabajo

“Nunca hay una segunda oportunidad para una primera impresión”, decía Oscar Wilde, y no exageraba. Los primeros 30 segundos generan un enorme impacto visual que puede, inclusive, definir nuestro pensamiento respecto a la otra persona. Te contamos cómo ir vestida a una entrevista de trabajo para multiplicar tus chances de lograr tus objetivos.

No es casual que Google nos cuente que una de las dudas más frecuentes a la hora de ir a una entrevista laboral tiene que ver con cómo vestirse y otras cuestiones vinculadas a la presentación. Podemos sentirnos muy seguros de nuestras aptitudes y conocimientos para el puesto en cuestión, pero tal vez no tanto respecto a cómo vestirnos, qué colores usar y cómo peinarnos ese día.

Si bien el outfit que elijas vestir no será el factor determinante para obtener o no un trabajo, tampoco se puede negar que la primera impresión es clave en un encuentro donde se juega casi todo.

visa de trabajo españa

Podés leer: Qué decir en una entrevista de trabajo (y qué callar)

Cómo ir vestida a una entrevista de trabajo

Impresionar al entrevistador, dar una buena impresión, mostrarse capaces, serios, creativos. La imagen que queremos dejar puede variar según cada persona y su profesión, pero todos acordamos en que esa marca debe ser lo más positiva posible. La cuestión es, entonces, cómo hacerlo correctamente.

En primer lugar, y como regla básica y principal, recordá siempre dejarte llevar por el sentido común. ¿Qué quiere decir ésto? Te dejamos algunos consejos:

  1. Seguí tu estilo propio. Es fundamental que no crees una imagen tuya errónea y que te haga sentir incómoda. Por ejemplo, si nunca usás zapatos de taco alto, es mejor que no lo hagas. En su lugar, elegí prendas que te den confianza porque sólo así se sentirás segura, sin preocuparte por estar “disfrazada” o estar simulando algo que no sos.
  2. Es fundamental dar impresión de prolijidad. Es decir, asegurate de que tu camisa esté planchada o que cualquier prenda que uses no tenga manchas de suciedad, etc. Lo esencial es planificar y preparar tu outfit con anticipación, seleccionando la blusa que más te gusta para trabajar y garantizándote que los zapatos estén limpios y en buenas condiciones. Recordá que siempre es preferible usar zapatos cerrados antes que sandalias.
  3. Vestite acorde al rubro y a la empresa que realiza la selección. Lo ideal es investigar de antemano el código de vestimenta. Una buena opción es preguntarle a alguien que haya trabajado o aún esté integrando la compañía para que te cuente un poco más sobre la cultura interna y el dress code habitual. ¿Qué pasa si no conoces a nadie allí? ¡No desesperes! Siempre tené en cuenta el tipo de trabajo al que te vas a dedicar (no es lo mismo la seriedad que debe demostrar una abogada que la practicidad necesaria para una maestra) y atiná a volverte apenas un poco más formal. Siempre es mejor pecar de precavido que pasar un mal momento al verte menos prolija de lo que realmente deberías haber ido.

Qué colores usar para una entrevista de trabajo

Si bien, como dijimos, es clave que te sientas cómoda con la vestimenta elegida y la personalidad que trasmite, no todos los colores impactan del mismo modo. Lo más certero a la hora de elegir los tonos es ir por colores neutros. Negro, blanco, gris, beige, azul y nude pueden ser tus mejores aliados, tanto para combinar entre sí como para generar un look monocromo.

Recomendamos evitar los colores más estridentes, como naranja o rojo, porque para algunos estos tonos transmiten una personalidad muy fuerte y poco profesional.

Ante la duda, si te sentís insegura con tu apariencia recordá que la idea es destacarte vos de manera integral y no por tu vestuario, sino por tu experiencia, tus conocimientos y lo que podés dar en esa empresa.

Cómo vestir para una entrevista de trabajo informal

Cuando tenemos que frentar una entrevista de trabajo informal el “qué me pongo” se vuelve más complejo porque son muchas las ociones. Puede ser que resulte más estresante el temor a equivocarse y dar una impresión descuidada. La solución puede estar en un punto medio. Podés jugar mucho más con colores, estampas y géneros pero no te excedas con prendas demasiado relajadas o colores que llamen mucho la atención. Algunos tips a tener en cuenta:

  • El look sporty es tendencia en todo el mundo, lo que nos deja mucho aire para combinar sin caer en la desprolijidad. Podés combinar un par de zapatillas (siempre teniendo como premisa que estén limpias y en perfectas condiciones) con un outfit más estructurado para el resto del cuerpo.
  • Se pueden usar palazzos tobilleros como una opción casual. Son una opción perfecta para combinar tanto en invierno como en verano con el calzado adecuado para cada estación.
  • El pantalón sastre es un “fashion item” a tener en cuenta. Ideal para lograr un look formal con blazer y camisa, o un estilo más informal, combinándolo con una remera básica. Es un outfit que se lleva todos los votos.
  • Podés sumar complementos que ayuden a revelar tu personalidad. Poné un límite por las dudas y no te excedas con accesorios demasiado jugados.

Maquillaje y peinado para una entrevista de trabajo

No se trata de elegir el peinado ideal pero sí es clave estar prolija y con el pelo impecable.

Es increíble pero real: cuando nuestro pelo está bien, nos sentimos llenas de confianza y seguridad. Algunas ideas por las cuales podés optar:

  • Llevarlo suelto es la primera opción para mantener nuestro cabello de un modo natural, manteniendo la prolijidad. Para dar un mejor acabado, ya sea con pelo lacio o rulos, y evitar el típico frizz, podemos aplicar producto sin enjuague.

Podés leer: Qué es elegante sport: claves de un estilo que se impone

  • Rodete. A tener muy en cuenta si justo ese día nuestro pelo es incontrolable. Más allá de que vaya a estar atado, es importantísimo mantener la prolijidad. Podemos también agregar algún pequeño accesorio para terminar el look.

Qué me pongo para una entrevista de trabajo

Podés leer: Colores para el pelo: tendencias 2019

  • Trenza. Es perfecta para que se pueda ver tu rostro completamente. Si te animás a la versión cocida, vas a lograr un estilo chic y canchero, ideal para las más jóvenes.

Qué colores usar para una entrevista de trabajo

Podés leer: Peinados con trenzas para fiestas: el look de moda

  • Cola de caballo. Es la elección más versátil y fácil de resolver. Puede ser alta y peinada tirante hacia atrás para dar una imagen más seria y cuidado, o más relajada y sostenida por lazos de seda para un look casual. Tip: podés optar por tomar un mechón de pelo y enrollarlo alrededor de la goma. Procurá sostenerlo firmemente con una horquilla y que no se vea la gomita. Así quedará cubierta por tu mismo cabello. ¡Los detalles son todo!

Peinados lindos y fáciles

Peinados lindos y fáciles

  • Medio rodete o half up bun: brinda un aspecto súper fresco y sencillo, y lo podés hacer rápido y sin complicaciones. Primero, tenés que tomar mechones de la parte delantera de tu cabello para unirlos por encima de tu nuca en un pequeño rodete. Asegurate de que no queden mechones por fuera para lograr un acabado más prolijo.

cómo peinarse para una entrevista de trabajo

Podés leer: Código de vestimenta: qué es el dress code

Accesorios para una entrevista de trabajo: sí o no

Los accesorios pueden dar un toque especial que termine de completar tu look para la ocasión, pero es importante no abusar de ellos.

Optá por aquellos más discretos, livianos y elegantes. Algunos de los recomendados son: horquillas básicas o con apliques, turbantes de seda, broches, diademas o gomitas de tela estapadas.
que me pongo para que me tomen en una entrevista laboral

Podés leer: Qué es un outfit: secretos para “estar de moda”

Qué no ponerse jamás para una entrevista laboral

Sin duda, hay algunas prendas y accesorios que debés evitar. A modo de resumen, los NO rotundos para toda entrevista laboral son:

  • Shorts, vestidos o polleras cortas.
  • Remeras muy ajustadas o con un escote muy pronunciado.
  • Ojotas.
  • Demasiado maquillaje.
  • Usar joyas de manera excesiva o demasiado llamativas.
  • Estampas estridentes.
  • Perfumes muy fuertes.
  • Gorras.
  • Transparencias.

Recordá mantener un estilo fiel a vos misma. Mientras estés prolija y te sientas segura, todo saldrá bien. ¡Te deseamos la mejor de las suertes! ¡A reinar!

entrevistas de trabajo qué ponerse

Podés leer: Los mejores perfumes de mujer: fragancias para enamorar

Te puede interesar:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!