Así será la vida en la Tierra dentro de 100 años

Dentro de cien años es muy probable que casi no tengamos que salir de nuestras casas si no lo deseamos, si es que finalmente ocurre lo que prevé un grupo de arquitectos y de investigadores de la Universidad de Westminter del Reino Unido quienes acaban de publicar un informe sobre la vida futura en las ciudades –“SmartThings Future Living Report”– analizando cómo viviremos dentro de un siglo.

Initialize ads

El informe fue escrito por un equipo de la compañía SmartThings -perteneciente al gigante tecnológico Samsung y especializada en el internet de las cosas- formado por la científica espacial Dr. Maggie Aderin-Pocock, los arquitectos y profesores de la Universidad de Westminter Arthur Mamou-Mani y Toby Burgess, y los urbanistas y diseñadores Linda Aitken y Els Leclercq.

Los autores basan sus predicciones en la tecnología actual, así como en proyecciones sobre las necesidades de crecimiento de la población y de consumo y abastecimiento de energía del mundo.

Gracias a una población en crecimiento, los habitantes de la Tierra tendrán que encontrar lugares nuevos y creativos para vivir. Para 2116, el informe propone que los seres humanos tendrán ciudades-burbujas bajo el agua: “Con los avances en la eficiencia de las células solares, es probable que se utilice esta fuente de energía libre para crear comunidades sub-acuáticas, respirando el oxígeno que creen y alimentando sus necesidades eléctricas a través de la creación de hidrógeno por debajo de las olas.”

fl4

 

No todo el mundo estará por debajo de las olas, sin embargo. También creen que habrá ciudades flotantes que se moverán por todo el mundo para evitar climas duros. Las generaciones futuras también vivirán en altos edificios esencialmente y en sus opuestos, edificios que penetraran profundamente en el suelo en lugar de torres en las nubes.

Esto será posible, explica Aderin-Pocock, porque la vida será posible en este entorno, al igual que en el mar, y “necesitaremos nuevos espacios para vivir, a medida que crecen las ciudades”.

La colonización de la Luna y luego la de Marte también habrán tenido lugar, con vuelos comerciales al espacio que serán para entonces eventos regulares.

Si bien la ubicación de las futuras viviendas puede ser totalmente inéditas para nosotros, los interiores serán parecidos a lo que ya estamos acostumbrados. Las personas que viven bajo tierra podría no obtener la mayor cantidad de luz solar, pero las paredes proyectaran vistas impresionantes gracias a la realidad virtual o a superficies y proyectores LED ” que se adapte al estado de ánimo de los habitantes.”

El director gerente de SmartThings para el Reino Unido James Monighan dijo: “La revolución smartphone ya está marcando el comienzo de la revolución inteligente del hogar, lo que tendrá consecuencias positivas masivamente sobre la forma en que vivimos.

Las paredes serán algo más que superficies estacionarias ya que emitirán imágenes según el estado de ánimo de quien se encuentre dentro.  Tormentas eléctricas cuando esté enojado y prados ondulantes cuando esté estresado. “Estas paredes inteligentes serán capaces de cambiar su propia forma en 3D mediante el uso de pequeños actuadores sensibles empujando y tirando de una piel flexible”, cuentan los autores del informe.

“Esto suena a ciencia ficción pero es algo que, de hecho, está sucediendo ahora”, explicó Aderin-Pocock.

“Hubo una exposición en China recientemente en la que construyeron 10 casas de una habitación cada una en 24 horas, utilizando tan sólo hormigón e impresoras 3D”, dijo la científica.

La casa en general responderá a sus necesidades, lo que sugiere diferentes configuraciones de muros sobre la base de lo que está pasando (por ejemplo, si se reciben huéspedes en la ciudad y se necesita una habitación temporal). Y cada casa tendrá su propia impresora 3D para hacer que los objetos pequeños nunca falten.

fl2

 

Otra de las conclusiones del documento es que los drones se convertirán en un modo de transporte.

De hecho, serán utilizados como naves que nos permitan mover las casas alrededor del mundo, a modo de “mulas” futuristas.

“Viajaremos por el cielo, con nuestros propios drones personales, y algunos serán tan potentes que podrán transportar casas enteras por todo el mundo para irnos de vacaciones”, dijo Aderin-Pocock.

Con una mayor precisión sobre el uso de los recursos naturales, las casas tenderán a ser más sostenibles. La gente va a cultivar sus propios alimentos con cultivos hidropónicos y producir su propio gas y agua a través de tanques de digestión anaeróbica. Todas las casas tendrán almacenamiento de energía en baterías de iones de litio generados por el sol, el viento, o por otros medios.

Gracias a los aviones no tripulados, a las impresoras 3D, los alimentos cultivados, los hologramas que se proyectan en una oficina, y las cápsulas de escaneo corporal en el hogar que consulte las enfermedades, el informe predice que la gente va a ser cada vez más hogareña. Eso podría ser una necesidad, si nos aventuramos en el espacio. “Las casas serán cada vez más, los espacios autónomos que generan su propio oxígeno y alimentos; vamos a estar todos de manera efectiva creando nuestros propios pequeños planeta Tierra “, dice el informe.

fl3

 

Seguí leyendo:

Tecnología sobre ruedas: Volvo revoluciona la forma de viajar

4 objetos cotidianos revolucionados por la tecnología

Un robot de tecnología militar para ayudar en la casa

Boeing 737MAX: el avión en el que vas a volar los próximos 30 años

Se acerca la era de ver deportes por televisión con realidad virtual

LiFi: la revolución que llega para reemplazar al WiFi

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!