Vaquitas de San Antonio: invasión y alegría

Entre el calor y los días primaverales aparecieron una infinidad de los “insectos de la buena suerte”.

Vicente López, en el norte del Gran Buenos Aires, se destaca por tener muchos espacios verdes, entre los que se encuentra el vial costero. Debido a eso y a las altas temperaturas que ya se están registrando en esta época del año, las vaquitas de San Antonio se convierten en las más famosas de la primavera.

A través de las redes sociales, muchos vecinos aseguran que en las últimas semanas aparecieron un montón de mariquitas en sus jardines, patios, paredes y ventanas. En medio de la sorpresa y la incertidumbre acerca de cómo actuar, los expertos afirman que son inofensivas y beneficiosas y, que por lo tanto, no hay que matarlas.

Podés leer: Cómo eliminar los ácaros: más salud y menos alergias

“Tengo un problema en el balcón, hay una invasión de vaquitas de San Antonio, están en las plantas, macetas, en la red de protección, en el vidrio, en los pisos y ahora se pegaron al mosquitero y mis ventanas. ¡Tuve que cerrar las puertas porque entraban todas! Encima vi varias ‘escenas’ de reproducción. A mí me gustan, pero a mi nena ya le da miedo ver tantas y a mí me da impresión. ¡Son como 300 y creo que más también!”, escribió en el grupo de Facebook Gente de Olivos Débora Bayarres, que vive en el primer piso de un departamento sobre Libertador.

“En el hall del edificio estaba lleno, el portero tuvo que barrerlas. Mi perrita salía al balcón y entraba con alguna vaquita prendida. Y cada vez que lavaba y colgaba la ropa en el tender tenía que sacudirla antes de entrarla porque estaban aferradas”, continúa Débora, quien sostiene que “ahora bajó un poco la cantidad, pero las sigo encontrando”.

Por su parte, Agus Moreno de Olivos, contó que “estaba durmiendo y me desperté porque sentí algo en la cara y tenía una cerca de la boca”. Agustina Diez, también del barrio, expresó: “Fui a tomar un helado y no paraban de venir hacia mí, se me pegaban a la ropa. Me llamó la atención la cantidad que había”.

Mayra Selene Caballero es Técnica en Conservación de Recursos Naturales y explicó por qué se da este boom de vaquitas de San Antonio: “Esa especie en particular -de acuerdo a las imágenes enviadas por vecinos- es Eriopis connexa (Coccinellidae). Tanto las larvas como el adulto son depredadores de pulgones y otros pequeños insectos. Con los calores se activa la eclosión de los adultos y es normal que en esta época empiecen a aparecer muchos. Si hay en grandes cantidades es porque hay mayor disponibilidad de alimento y, por ende, los depredadores también abundan”.

Leé más: Predicciones 2019: cómo será el año próximo según la astrología

¿Qué es lo que hay que hacer con ellas? “Simplemente llevarlas afuera de las casas. Son inofensivas y beneficiosas para quien tiene plantas por ser controladoras biológicas de pulgones y demás insectos fitófagos”, advierte la especialista.

Algunas personas sostienen que son molestas y tratan de sacárselas de encima como sea. Otras, en cambio, se hacen eco de su “buena suerte” y exclaman: “¡Hay que pedir deseos!”.

Fuente: Clarin 

Si te interesó la nota, seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!