Finanzas personales: 4 tips para aprender a tomar el control de nuestro dinero

El manejo de las finanzas personales nos es aún un tema al cual se le dé la debida atención en las instancias de formación educativa tanto en las escuelas como en las universidades, por lo que generalmente a la hora de comenzar a administrar los recursos con los que uno cuenta puede andar bastante desorientado, especialmente cuando uno apenas comienza a tener que hacerse cargo de sus propias finanzas.

Por otro lado, aquellos que tuvieron que enfrentarse a problemas o situaciones particulares que se le presentaron fueron generando lógicas financieras que a veces, inesperadamente,  se terminaron volviendo en su contra.

Para comenzar a cambiar esta imprevisión o falta de criterios echaremos un vistazo a algunas de las cosas más importantes que debemos saber sobre el dinero si deseamos vivir una vida cómoda y próspera.

Aprender a tomar el control de uno mismo

Es probable que a algunos sus padres les hayan enseñado esta habilidad cuando eran chicos. Si no, tengamos en cuenta que cuanto antes aprendamos el arte de retrasar la gratificación, más pronto podremos mantener las finanzas en orden. Aunque uno pueda comprar fácilmente un artículo en crédito en el momento que lo desee, es mejor esperar hasta que haya ahorrado realmente el dinero. ¿Realmente queremos pagar intereses por un par de jeans o una caja de cereal?.

Si uno hace un hábito de poner todas sus compras en tarjetas de crédito, sin importar si puede pagar su cuenta por completo al final del mes, puede ser que todavía esté pagando esos artículos en 10 años. Si desea mantener sus tarjetas de crédito por el factor de comodidad o las recompensas que ofrecen, es conveniente pagar siempre el saldo en su totalidad cuando llegue la factura y no llevar más tarjetas de las que pueda realizar un seguimiento.

Tomar el control del propio futuro financiero

Si no aprendemos a manejar nuestro propio dinero, otras personas encontrarán maneras de (mal) manejarlo por nosotros. Algunas de estas personas pueden ser bien intencionadas, pero no saben lo que están haciendo, como algún familiar que realmente quiere que compremos una casa aunque sólo pueda pagarla a partir de un crédito hipotecario de tasa ajustable.

En lugar de consultar constantemente a otros, es mejor hacerse cargo y leer algunos libros básicos pero escritos por especialistas en finanzas personales. Una vez que estamos armado con el conocimiento adecuado va a ser más fácil resolver planteos que pueden modificar por años nuestros balances. Entender cómo funciona el dinero es el primer paso para hacer que el dinero funcione para nosotros y no nosotros trabajar para conseguir dinero.

Saber dónde va nuestro dinero.

Lo importante es asegurarnos de que nuestros gastos no superan nuestros ingresos. La mejor manera de hacer esto es por presupuesto. Es recomendable durante tres o cuatro menos, llevar un registro preciso de gastos ingresos. De todo. Las compras en el supermercado, las entradas al teatro a un evento deportivo, los pequeños “gustos” cotidianos. Todo. Una vez que sepamos claramente donde va nuestro dinero, podremos hacer pequeños cambios manejables en los gastos diarios que pueden llegar a tener un impacto grande de su nuestra situación financiera.

Iniciar un fondo de emergencia

Uno de los mantras frecuentemente repetidos de las finanzas personales es “pague primero”. No importa cuánto debamos hoy en préstamos o deuda de tarjeta de crédito, y no importa cuán bajo pueda parecer el salario, es aconsejable reservar alguna cantidad – cualquier cantidad – de dinero de nuestro presupuesto para ahorrar mensualmente en un fondo de emergencia.

Tener dinero en ahorros para usar en emergencias puede mantenernos fuera de algunas situaciones financieras traumáticas y ayudarnos a dormir mejor por la noche. Además, si tomamos el hábito de ahorrar dinero y tratarlo como un “gasto” mensual no negociable, muy pronto tendremos más que sólo dinero de emergencia ahorrado: tendremos dinero de vacaciones e incluso dinero para el pago inicial de la casa.

Es conveniente ponerlo en una cuenta de ahorros, ya que de lo contrario, la inflación erosionará el valor de los ahorros.

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!