“No te quiero más, Argentina”: el dolor que interpela a los “señores” que mandan

Un argentino de 74 años escribió una cadena de tuits que interpela a los tres poderes del Estado. Ayudemos a elevar el ruido de este grito que es, tristemente, el de muchos más.
no te quiero mas argentina

Una vez más, nos encontramos en las redes con un tuit que nos conmueve y nos invita a viralizar esas voces que, desde la más ruidosa simpleza, convocan a participar y a defender, todos juntos,el derecho a un futuro mejor.

“Ya no te quiero más, Argentina”, es el título de una carta firmada por Eduardo Fiore, que aparece en el perfil de twitter de Linesceti (@linesceti) e interpela de la manera más llana y cruda a los tres poderes del Estado: a los funcionarios, a los jueces, a los legisladores y todos aquellos que, desde hace décadas, nos han dejado un país atravesado por la violencia, la marginalidad y la exclusión.

Nos duele. Nos representa. Queremos que alguien, de una vez, se haga cargo: el desamor y la frustración que genera hoy Argentina es culpa suya. Es SU responsabilidad. Nos dejan ésto que duele y hoy el pueblo se los demanda.

“Ya no te quiero más, Argentina”

“No soy K No soy Pro No soy Troll.

Me jubilé a los 68 años de edad, con 46 años de aportes previsionales y una vida entera dedicada a trabajar y estudiar, con el objetivo, junto a la madre de mis hijos, de formar una familia. Tuvimos tres hijos y una lucha incansable por su educación, salud y progreso.

Hace aproximadamente 20 años, mi hija, psicóloga, casada, no encontraba buen trabajo y se instalaron en Orlando, Florida, EE. UU. donde llevan una vida razonablemente grata.

Mi primer hijo ingresó a trabajar en una empresa argentina con varias casas en distintos lugares, al tiempo surgió la posibilidad de expandirse a San Pablo, Brasil, de lo que se encargó mi muchacho. Fue a vivir a San Pablo donde tomó el trabajo con todo entusiasmo: hoy se han expandido a Río de Janeiro, Brasilia y Foz de Iguazú … mientras la misma empresa, en Argentina prácticamente ha desaparecido.

Podés leer: No es fácil volver a casa después de haber vivido en otro país

Mi hijo menor con su esposa trabaja en la empresa de informática posiblemente más importante del mundo. La oficina de atención a toda Sud América estaba en Buenos Aires y ahí trabajaban ellos, siempre viajando. Después de las elecciones pasadas, ¡¡¡la Empresa traslada su oficina de atención a Sud América … de Buenos Aires a Miami!! y ahí destinan a mi niño y mi nuera quienes, como comencé, viajaron ayer tras solucionar todos los problemas que implican estos traslados.

Y hoy me pregunto: ¿En qué clase de país he hecho semejante esfuerzo? ¿¿Valió la pena consagrar la vida para llegar aquí?? Si observo esta sociedad, yo la veo:

  • Dirigida por corruptos mentirosos, concientes de que están prometiendo lo que no van a poder cumplir … porque NO es posible cumplirlo … y ellos lo saben.
  • Un grupo no menor de INÚTILES que se hacen llamar “Doctor”, “Excelencia”, “Magistrado” … ¡¡¡ “Su Señoría “!! que viven de impuestos que ellos NO PAGAN, se jubilan cuando quieren y cobran valores astronómicos por su inoperancia.
  • Otro grupo de “sanguijuelas”  que se dicen LEGISLADORES y que, como los anteriores, sólo pretenden jubilarse con retiros extraordinarios, vivir sin poner de su bolsillo y continuar su vergonzosa actitud. (el congreso nacional tuvo el último año cantidad mínima de sesiones, en ambas cámaras).
  • Un Ejército Invasor que se hace llamar sindicalismo y que sirve para apropiarse, unos pocos, de los aportes de los idio-trabajadores y para ahuyentar posibles nuevas inversiones. Desde luego protegido por el grupo de “Señorías” antes enunciado.

Y ¿cómo responde la sociedad a estos “estímulos”?

A mi criterio, con un continuado y profundo proceso de IDIOTIZACIÓN que se manifiesta casi constantemente en la vida cotidiana:

  • Los hechos de Villa Gesell y similares.
  • La noble y esforzada lucha de la mujer por una igualdad largamente esperada y merecida.
  • La actitud de hordas invasoras que interrumpe el tránsito de los que trabajamos, en las calles de las ciudades.
  • La actitud de considerar que existen 29.870 Derechos Humanos sólo en este país y para los que no trabajan, desde luego.

Y me miro yo, y veo:

  • Un tonto que trabajó 50 años de su vida para lograr una familia que NO tiene.
  • Un tonto que, como la jubilación tras 46 años de aportes no es menor, entonces PAGA IMPUESTO A LAS GANANCIAS¡!! como si la jubilación fuera una ganancia y no el retorno de lo que ya aportaste (gracias a “Sus Señorías” por esta legislación).
  • Un tonto que, como tiene un servicio de salud adicional que paga mensualmente, NO SE LE PRESTA NINGÚN SERVICIO DE SALUD … aunque SÍ se le ¡cobra!

Creo que … estoy ¡¡BASTANTE ASQUEADO!!”

Eduardo Fiore
[email protected]
@linesceti

Podés leer:

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!