Astrología y horóscopo: claves para entender a las personas de Sagitario

  • Sagitario : el “Aventurero”
  • Numeración zodiacal: Noveno
  • Elemento: Fuego
  • Modalidad: Mutable
  • Género: Masculino
  • Simboliza: La novena casa de la carta natal.
  • Planeta que lo rige: Júpiter
  • Parte del cuerpo que rige: las piernas – caderas y muslos-.
  • Entre el 23 de noviembre y el 21 de diciembre.

Nacen en tiempos previos al cambio de estación, cuando la tierra se prepara para dar lugar a un nuevo clima. Suceden variaciones repentinas en las temperaturas, pues corren tiempos de adaptabilidad atmosférica.

Como los otros dos signos de Fuego- Aries y Leo-, Sagitario también es extrovertido (masculino) pero al ser de modalidad mutable este fuego necesita “ir hacia algún lado”.

Sagitario no fija forma –como en la modalidad fija de Leo- ni comienza algo nuevo – como en el ritmo cardinal de Aries- sino que “va yendo”, acompaña el movimiento, oscila combinando potencia y armonía. Su Fuego Mutable alude a la pasión buscando y variando.

Llegan a esta vida los buscadores de sentido, los mutantes del ímpetu o “los exploradores del deseo”. Si Aries es el Big Bang – el Fuego que explota-; Leo es el Sol – el Fuego que irradia y magnetiza desde su centro-; Sagitario es el rio de Fuego –de lava- que avanza y en su andar va llevando lo que encuentra. El Fuego Mutable de Sagitario es vitalidad inquieta y versátil.

El 3er signo de Fuego es Mutable y posee una pasión buscadora e investigadora del sentido vital. Sagitario necesita encontrar respuestas superadoras que den sentido a la vida terrena, se compromete en actividades que le permitan elevarse de lo mundano, es usual verlo en ámbitos espirituales, sociales o religiosos. Simboliza la búsqueda del Fuego sagrado.

Su símbolo es una flecha que apunta al cielo que alude a su búsqueda de vitalidad trascendente y a su Fuego anhelante de superación mundana

Puede representarse también como un “centauro”, mitad hombre y mitad animal donde la conciencia humana entrega el poder y el control sobre el caballo pero siempre apunta con su flecha hacia el cielo. Alude a la conciencia de la humanidad como puente entre lo animal –pulsional- y lo trascendente.

Sagitario invariablemente se dirige hacia alguna parte, pues necesita sentir que marca una dirección que da movimiento a su existencia. Sagitario muta el Fuego y genera inquietas identidades pasionales que siempre están buscando respuestas. Precisan investigar, indagar y ocupar todo los espacios posibles para aumentar sus ámbitos de experiencia y sus convicciones.

En su cuantiosa búsqueda Sagitario capta un orden mayor y descubre que el Fuego del alma humana es movido por un misterioso propósito celestial. Representa un momento zodiacal de máxima conciencia de sentido. En Sagitario no hay disipación ni conflicto, se entrega al movimiento de los acontecimientos pues posee “confianza en el Fuego del cielo”. Sagitario mira hacia arriba e intuye que la pasión del reino celestial activa el Fuego del alma humana. Capta un orden superador y entiende que la voluntad, el sentido y el eficiente accionar no depende exclusivamente de los individuos. Es el Fuego que se despliega en una visión ordenada y sistémica. Sagitario simboliza la entrega a un orden mayor a la percepción humana y se deja guiar por él.

Su verdadero y gran desafío será confiar en el Fuego invisible celestial para entregarse a ese orden superadores de lo terreno. Así surgen complejas palabras como fe y confianza. Cuánto más nos alejamos del inicio del zodíaco, más difícil será vivir la energía que los signos proponen. Obviamente todos pensamos en lo maravillosa que es la palabra “confianza”, pero resulta muy difícil vivirla realmente. Nuestra psicología no está preparada para confiar en un orden que no entiende ni puede controlar racionalmente.

Sagitario convive con la sensación de abundancia, vitalidad y entrega infinita, tiene facilidad para no hacerse problema y confiar en que “todo va a salir bien”. Por esto mismo también encaja en el estereotipo de “negador”

Sagitario detesta detenerse, no les gusta demorarse ante los obstáculos que presentan las situaciones o los conflictos vinculares. Siente que ha nacido para ” ir a algún lado” y nada debe estancarlo.

A Sagitario le interesa conectarse con el sentido más allá de lo humano. Necesita entusiasmar a su entorno y que lo sigan en su exploración de vida. Busca estimular el crecimiento ajeno y ayudar a encontrar ese sentido en su entorno. En lo cotidiano, adora el movimiento, viajar, ir hacia algún lado – tanto en lo concreto como en lo mental-.

Tendrán grandes creencias e ideales (rozando lo dogmático). Amarán la enseñanza, el crecimiento, la estimulación y la posibilidad de mostrar el camino.

En su afán de movimiento eterno llega a negar cualquier dificultad que pueda amenazar su ágil camino. Los problemas surgirán cuando realmente exista un conflicto objetivo y no lo vea constituyendo la “típica psicología negadora sagitariana”. Postergará hasta lo impostergable los temas que lo perturban -y lo sacan de su alegría y confianza natural-, la dilatación en enfrentar la dura realidad le generará reiterativamente crisis todavía mayores.

Su tendencia a postergar lo conflictivo o lo excesivamente terrenal puede dar irresponsabilidad con las promesas, horror a la rutina y predisposición a la exageración o a la frivolidad. Sagitario debe aprender a detenerse cada vez que sea necesario. Escuchar e incluir a aquellos que “estorban” en su vida pues – paradójicamente- pueden convertirse en sus mejores oportunidades de crecimiento.

Confiar en sí mismo no es necesariamente desconfiar del resto. Cuanto menos quieran tener razón y más puedan dialogar e incluir opiniones ajenas, más desarrollo – encontrarán en sus entusiastas vidas. Será una muy buena señal cuando Sagitario duda y modifica sus creencias; allí logra lo que más anhela: crecer.

Talentos Sagitarianos:

Sagitario como flecha disparada con el arco busca los grandes horizontes terrenales y espirituales volviéndolo direccionado, optimista y confiado. En su necesidad de sentirse incluido en un orden mayor se vuelve un convincente buscador de la verdad. De personalidad generosa y aventurera, la alegría y el entusiasmo le resultaran fundamentales. En su necesidad de respuestas Sagitario desarrolla un estilo confiado, sintético y articulado de entender la vida. Le será fácil ocupar el lugar del guía, del maestro o del justiciero. Para Sagitario la existencia es un gozoso viaje lleno de aventuras y desafíos.

Dificultades Sagitarianas:

Aventurero e imprudente minimiza riesgos y se vuelve precipitado, crédulo, negador e inclusive irresponsable. En su estilo exagerado será desmedido en sus reacciones emocionales y puede resultar engrupido o dictatorial. En su hambre por tener todas las respuestas se puede convertir en un fanático salvacionista y en un dogmático sabelotodo. Su gran necesidad de experimentar le da una personalidad ruidosamente invasiva e infiel.

Como Sagitario anhela que siempre esté todo bien, muchas veces reaccionar de modos infantiles o desmedidamente idealistas

El niño o la niña de Sagitario serán naturalmente exuberantes y entusiastas. Les cuesta dudar y necesitan siempre sentir que están en movimiento o jugando. Ya de niños Sagitario cree “saber todas las respuestas” y les cuesta escuchar advertencias o consejos. Habrá que manejarse con astucia para educar a un niño sagitariano y enseñarle a través de juegos o acertijos en donde ellos mismos descubran sus propias contradicciones. Son ideales las actividades lúdicas que tengan muchas prendas o desafíos, que les permitan encontrar nuevas salidas o respuestas donde sentir que muchas opciones son posibles. Les encanta interactuar, ayudar o entusiasmar a otros. Son aconsejables toda clase de actividades deportivas, viajes, campamentos, pertenecer a los boys o a las girls scouts.

También los motiva conocer otras culturas y aprender idiomas, el turismo aventura o actividades expansivas y solidarias. Les gustarán los juegos con movimiento: caballitos, hamacas, también carpas para jugar al campamento. Les llaman la atención los cuentos e historias épicas, de otros países o de aventuras. Si buscamos en un personaje de ficción podríamos pensar dentro de la literatura clásica en Don Quijote de la Mancha o antiguas series televisivas como Kung Fu.

Parte del cuerpo que rige: Pelvis, Muslos y Piernas –articulan el movimiento corporal-. Suelen tener vulnerabilidad con estos órganos, también con la cadera, la parte inferior de la columna vertebral y las articulaciones.

Corporalmente serán personas exuberantes, ocuparán mucho espacio, con poca conciencia de límites y dificultad para moverse en lugares chicos. Suelen ser ruidosos, exagerados en su forma de andar, reír a carcajadas y mover mucho los brazos.
Mentalmente tendrán una mirada sintética sobre la realidad. Siempre necesitarán tener claridad y no dispersarse en más de una idea. Optimistas, tienden a percibir naturalmente el lado positivo de las cosas. Tendrán una palabra segura y direccionada. Con ideas ”salvacionistas”, quieren convencer y contagiar a los demás. Psicológicamente, serán entusiastas y exuberantes, pueden dar la sensación de “creerse superiores” o “de tener siempre la verdad”.

Áreas de energía Sagitariana:

Todas aquellas en donde sea necesario captar un sentido global y generar una síntesis o una dirección. Sagitario amplia la conciencia. Agranda el mundo cotidiano. Asociado a todo aquello que amplifica la realidad cotidiana y la comprensión de las cosas: estudios terciarios o universitarios, viajes al extranjero, otras culturas o lenguajes, búsquedas espirituales y de autoconocimiento. Espacios de encuentro con personas que expanden la conciencia o modifican el sistema de creencias. Cámaras de Senadores y de Diputados. Una constitución pues contiene todas la ideas de un país y los pactos que permiten lograr un acuerdo de síntesis y una dirección nacional.

Profesiones Sagitarianas:

Profesores, maestros, curas, senadores, diputados, guías, guías turísticos, viajantes, pilotos, filósofos, deportistas, misioneros, abogados, predicadores, fanáticos, místicos, dictadores, militantes ideológicos.

Planeta regente: Júpiter

Asociado al maestro, el guía, a la vocación, al sentido de abundancia. Júpiter es el camino de confianza y de entrega en el devenir del destino.

Personas famosas de Sagitario:

Carlos Gardel, el Papa Francisco, Adolfo Pérez Esquivel, Horacio Fontanarrosa, Xul Solar, Fabio Zerpa, María Martha Serra Lima, Gerard Depardieu, Osho, Brad Pitt, Woody Allen, Bruce Lee, David Carradine, Winston Churchill, Augusto Pinochet, Frank Sinatra, Steven Spielberg, Charles de Gaulle, Francisco Franco, Iosif Stalin.

 

Por Beatriz Leveratto.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!