Cataratas del Iguazú: sin agua por la sequía, sin turismo por la cuarentena

cataratas sin agua

La falta de lluvias en la región y el cierre de represas del lado brasileño generó la disminución del caudal de agua en las Cataratas del Iguazú, que provocó una bajante histórica para esta atracción turística nacional, ubicada en la provincia de Misiones.

El Intendente del Parque Nacional Iguazú, Sergio Acosta, reveló que “si bien las sequías son cíclicas” sorprende el bajo nivel de agua que hoy experimenta el atractivo turístico misionero. “La anterior vez que se dio algo así fue en 2006”, describió el funcionario.

“El caudal normal es de 1.500 metros cúbicos por segundo. Hoy andamos por los 289 metros cúbicos y estamos muy por debajo del caudal normal”

“Esto también está influenciado por las siete represas que este río tiene aguas arriba del lado brasileño que, cuando cierran sus compuertas se nota aún más la bajante”, añadió. “Es raro ver a Cataratas con poca agua”, dijo Acosta, al tiempo que anticipó que se está desarrollando “un material fílmico y fotográfico para mostrar este ciclo de la naturaleza que se ve muy pocas veces”.

El volumen de agua es el más bajo desde 2005, cuando se llegó a 300 metros. En estos momentos tanto el salto Bosetti como el de Dos Hermanas experimentan “bajísimos caudales” de agua, en el marco de un panorama inédito.

Esta sequía preocupa no solo por los efectos sobre la flora y la fauna, también por el impacto que puede representar para el turismo una vez que se levanten las medidas del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

El horizonte no es muy alentador, un reciente informe de la Entidad Binacional Yacyretá anticipa que a lo largo de 2020 la tendencia podría acentuarse.

Podés leer:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo