Cómo hacer una cucha para tu perro

Pocas cosas más dulces que hacer con tus propias manos la casita de tu mascota. Te damos algunos consejos para hacerle tu mejor regalo.

Si amás a tu mascota y querés mimarla y protegerla del frío, no hay nada mejor que regalarle su propia casa, sobre todo si tenés un jardín y duerme afuera.

Las maneras de resolverlo son muchas. Hay cuchas para mascotas de lo más diversas y para los distintos bolsillos. Las hay de madera –es la mejor elección para proteger a tu perro y aislarlo mejor del frío- o de plástico, que son más fáciles de limpiar.

Pero, si te gustan las manualidades y te animás de fabricarle su casita con tus propias manos, animate y hacela vos mismo. Compartimos un sencillo para o paso para homenajear a tu mascota.

Qué elementos necesitás

El precio de los materiales para fabricar una casita dependerá de tus gustos y tus posibilidades. Podés hacerla más sencilla o más costosa. Para hacer una chucha “normal” se necesita:

  • Madera
  • Taladro eléctrico o destornillador
  • Tornillos para madera galvanizados
  • Adhesivo de montaje
  • Cartón asfáltico o tegola americana
  • Sierra de calar
  • Barniz
  • Pinturas u óleos anti-humedad –que no sean tóxicas-
  • Pincel o brocha

Tamaño de la cucha

El espacio debe ser suficientemente grande como para que tu mascota pueda darse vuelta dentro, pero no te excedas en el tamaño: debe también ser pequeña, a la medida del animal, para mantener el ambiente cálido dentro.

Una buena idea para empezar es dibujar sobre un papel un croquis a escala de la casa. Es sencillo y el “molde” te facilitará las cosas.

 

Medidas de la casa

  • Largo: 1 1/2 veces el largo de tu mascota sin incluir la cola.
  • Ancho: 3/4 el largo del perro sin incluir la cola.
  • Altura: Aproximadamente 1/4 más alto que la altura del perro hasta la cabeza.
  • Abertura de la puerta: Unos 6 cm. más ancho que la medida entre los hombros del perro.

La base

Muchos piensan que no hace falta ponerle una base a la cucha, ya que incluso algunas compradas vienen sin un piso. Pero es súper importante contar con una base para proteger bien a tu perro: el piso en invierno es muy frío y húmedo.

Aunque se puede hacer con madera, si te animás a hacerla de cemento u hormigón puede ser más impermeable. Las medidas:

  • Largo: 1 1/2 veces el largo de tu perro sin la cola.
  • Ancho: 3/4 el largo del perro sin la cola.
  • Altura: Más o menos 1/4 más alto que la altura de la mascota hasta la cabeza.

 

Paso a paso

  1. Cortar las maderas: Lo primero es dibujar en un papel el croquis de cada pared o tablón para el techo. Una vez que estés seguro, lo calcás en las maderas. Si se te complica porque no tenés una sierra de calar, podés hacer el croquis en papel e ir a una carpintería para que te corten la madera a medida.
  2. Un tema importante a tener en cuenta es que el techo sea a dos aguas (no plano), así  cuando llueve el agua caerá al piso.
  3. Las tablas correspondientes a la entrada y a la pared trasera, las mismas deben terminar en triángulo. Todo en una misma tabla, nunca en dos.
  4. El tamaño de la entrada no debe demasiado grande: si es demasiado amplia o alta, dejará escapar el calor.

  • Las paredes de la casita: Para montar las paredes hay que aplicar adhesivo de montaje en los bordes de las piezas. Usá tornillos para reforzar la sujeción.
  • Colocar el techo: Una vez que ya están las cuatro paredes de la cucha, solo queda empalmar el techo. Hay que colocar unos marcos en las paredes internas de los triángulos delantero y trasero (sobre la mitad) para poder atornillarlo.
  • Las tablas del tejado deben quedar en un ángulo de 90 grados para evitar que se cree un canalillo por donde se pueda filtrar el agua. Otra solución sería colocar un listón entre las dos tablas del techo. Y es súper importante dejar un buen alero. Para reforzar el techo se pueden utilizar distintos materiales como cartón asfáltico o cartón alquitranado, o tegola americana.

 

Pintar y personalizar la casa del perro

Una vez finalizada, si tenés ganas la podés pintar, pero cualquiera sea la decisión sí o sí tenés que barnizarla para proteger la madera y a tu perro. Si la idea es colorearla, la pintura debe soportar bien la humedad y los cambios del tiempo, y no debe ser tóxica.

Un consejito: podés poner dentro de la cucha una alfombra o colchón para que tu perro tenga un extra de confort y calor.

 

Dónde colocar la cucha

Debe ser el lugar exclusivo del perro. Lo ideal es que la ubiques donde se suele echar en el jardín o la galería. Otra buena opción, si vivís en departamento, es el balcón o un lavadero. Si duerme afuera, siempre ubicarla con orientación sur ya que tu mascota estará más resguardada de las corrientes de aire del invierno.

 

Fuente: IDEAS Mercado Libre

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!