Árbol de Navidad: intenciones Feng Shui al adornarlo

Aprovechá este ritual de Navidad tan lleno de paz y tradición, para activar tus deseos más hermosos.
Árbol de Navidad: intenciones Feng Shui al adornarlo

El árbol es central en la decoración de la Navidad. Su origen se remonta a las tradiciones de los pueblos nórdicos, los cuales lo consideraban un símbolo de vida. Hoy día, armarlo junto a la familia y a los niños, aunque no recordemos su antigua simbología, nos permite recrear cada año la esperanza de la vida y es motivo de alegría.

Así como todo lo que colocamos en nuestra casa posee un significado simbólico, también cada uno de los adornos en el árbol lo tiene. Y, además, con nuestra intención podemos conferir a estos adornos y a la ubicación del árbol una fuerza creadora de deseos y sentimientos.

De la mano del Feng Shui, que es el arte milenario chino de intencionar las energías ambientales de modo positivo y protector, te propongo diferentes versiones de árboles navideños, para elegir aquella que mejor represente tus deseos en esta Nochebuena.

El símbolo del árbol de Navidad

Los rituales, en general, son acciones cargadas de un significado simbólico con una intención de lograr un bienestar emocional. Ayudan a mejorar los vínculos entre quienes participan de ellos, porque dan experiencia de pertenencia a la vez que nos habilitan a vivenciar la intención de futuro en el presente, mientras se los realiza.

El ritual de armar un árbol en casa es una oportunidad excepcional para materializar en él nuestros deseos y aprovechar el tiempo en que esté exhibido para impulsar la prosperidad de la familia. Los árboles representan el crecimiento de la vida, son energía madera que inspira la expansión creativa de nuestros proyectos y horizontes.

En el caso del árbol navideño, la indicación del Feng Shui es colocarlo en el área del recibidor o en diferentes sectores del living según sean el color y los adornos que colguemos en él, para potenciar determinadas aspiraciones vitales.

Árbol de Navidad: intenciones Feng Shui al adornarlo
Photo by Ralph (Ravi) Kayden on Unsplash

El árbol de los deseos

En Oriente existen los árboles en los que las personas cuelgan durante todo el año de sus ramas papelitos donde han formulado por escrito sus anhelos. Esta es una excelente idea para decorar el árbol. Podemos recortar tiras en papel reciclado o batik y escribir en ellas palabras o frases precisas con los mejores deseos personales y para toda la familia. Pueden ser emociones como “felicidad”, “serenidad”, así como “salud”, “felicidad”, “trabajo”, “amor”, etc.

Usamos cintas de colores rojas y doradas para colgar estos mensajes y guirnaldas de luces blancas para activar cada una de estas intenciones e iluminar nuestro árbol y su entorno. Si querés decorar con algo más, podés colgar pequeños sobres rojos conteniendo frases motivadoras para que al dar las 12 cada participante tome al azar un mensaje que seguro será el mejor para esa persona en ese momento.

El árbol de la abundancia

Los arbolitos de la abundancia en miniatura de cuyas ramas cuelgan monedas chinas pueden tener su versión navideña. Las reproducciones de estas antiguas monedas se consiguen fácilmente en los locales orientales y podés colgarlas con cintas doradas y rojas de las ramas de tu árbol. Estas monedas simbolizan la llegada del dinero y la prosperidad. Al pie podemos ubicar sobres rojos con dinero y el nombre de su destinatario para que los tomen al llegar la medianoche.

El árbol según los colores

También podemos intencionar nuestro árbol de acuerdo a la paleta cromática de sus adornos. Si usás una decoración con tonos de verdes y azules (turquesa, celeste), el árbol debe colocarse en el sector noreste del living donde activará la abundancia o en el este para concretar deseos de armonía familiar y de buena salud. Si la decoración tiene mucho rojo, como suele suceder, podés situarlo en el norte de la sala de estar o en el comedor donde activará tu reconocimiento social.

Los arbolitos decorados en colores blanco, dorado y plateado son ideales para la orientación oeste o suroeste y sur de la sala de estar, desde allí activarán los deseos vinculados con la creatividad y lo hijos (oeste), los viajes (suroeste) y la carrera (sur).

Árbol de Navidad: intenciones Feng Shui al adornarlo
Photo by Nick Fewings on Unsplash

Los símbolos de los adornos

Las esferas navideñas evocan los frutos que da un árbol próspero, son símbolo de fertilidad, abundancia y nutrición.

Las campanas siempre han tenido asociado en diferentes culturas, incluida la china, el significado de buen augurio, anuncian buenas noticias, convocan a reunirse, se usaron para ahuyentar a los espíritus malignos y para alegrar el entorno con su tintineo. En el Feng Shui se las valora para activar el Qi y dispersar energía negativa.

El muérdago tiene larga reputación de planta sagrada, las antiguas tradiciones nórdicas y anglosajonas lo consideraban mágico, medicinal y afrodisíaco. Para ahuyentar las malas ondas las hojas de muérdago se colocan del lado de afuera de la puerta de entrada y para unir un gran amor no puede faltar el beso bajo su presencia.

La estrella, especialmente la que se coloca en la punta, evoca a la estrella de Belén que según las creencias cristianas anunció el nacimiento de Jesús guiando a los Reyes Magos hasta el pesebre. Más allá del significado religioso, la estrella también es un símbolo de luz y conexión entre lo terrenal y lo celestial.

Las guirnaldas trenzadas que forman un círculo o corona son símbolo de la rueda eterna de la vida y tradicionalmente las colgamos en la puerta de entrada.

Las velas no pueden faltar, como centro de mesa o como detalle en la decoración. En algunas casas se encienden llegada la medianoche en signo de traer luz y paz a nuestras vidas.

En definitiva, los símbolos navideños provienen de una larga fusión de tradiciones distintas que se han ido resignificando según las creencias y las regiones. Lo que a todos es común es el deseo de paz, armonía y prosperidad que representan.

Cada Navidad es única para cada persona y familia, y sea cual sea la situación que estés atravesando, te invito a que conectes con tu intención, y no dejes pasar esta oportunidad poderosa que brinda el ritual del árbol de Navidad.

No cuentan su costo, ni dimensiones o complejidad, sino el amor y la intención que le impartas. Hay preciosos diseños de árboles alternativos al pino artificial, algunos de pared confeccionados con tela, madera o guirnaldas. Dedicale un momento y un lugar especial, desde donde se disfrute su contemplación.

Las guirnaldas de luces siempre activan el Qi del árbol y de todo lo que representa. Añadile un toque aromático, colgando entre las ramas algunas bolsitas de tul conteniendo algodones mojados con gotas de algún aceite esencial de buena calidad: aromas cítricos, a eucalipto o florales, son todos excelentes para equilibrar las energías del ambiente y dejar en tu memoria sensorial una experiencia positiva de la Navidad.

Árbol de Navidad: intenciones Feng Shui al adornarlo
Photo by KT on Unsplash

Regalá buenas energías

En cuanto a los regalos, si estás aun decidiendo, te dejo algunas ideas para hacer presentes originales y llenos de buenos sentimientos.

Geometrías sagradas que funcionan como armonizadores infalibles del ambiente donde se exhiben, vienen en relieves, apliques, cuadros, lámparas led; lámparas de sal, irradian calidez y bienestar en cualquier rincón de la casa donde se encienden; cristales facetados que se cuelgan de las ventanas para proyectar el Qi solar por los reflejos que emiten; carrillones de viento para atraer la buena suerte con su armonioso tintineo al recibir la brisa.

Por Patricia Traversa, directora del Centro Oficial de Feng Shui Profesional y autora del libro “Cambie su vida con Feng Shui”. En Instagram: @patriciatraversafengshui.

Podés seguir leyendo: