Éxodo post pandemia: crecen las consultas para alejarse de los centros urbanos

La posibilidad de teletrabajar y el miedo a otro confinamiento impulsan la búsqueda de casas lejos de los centros urbanos para mejorar la calidad de vida.
exodo post pandemia

Las consultas telefónicas a intermediarios inmobiliarios comienzan a crecer en estos días tan complicados y psíquicamente turbulentos, debido a la pandemia de coronavirus. Quienes están radicados en grandes ciudades empiezan a pensar en la posibilidad de poner kilómetros de distancia de los grandes centros urbanos, para ganar metros cuadrados y calidad de vida.

calidad de vida

Te puede interesar: Qué es el cohousing: viviendas colaborativas para envejecer entre amigos

Pensar en un confinamiento intermitente genera mucha ansiedad, por lo tanto, quienes tienen la posibilidad de subirse a la nueva tendencia del teletrabajo, tendencia que en muchas empresas ha llegado para quedarse, sienten que lo que está sucediendo puede ser un alerta para pensar en abandonar la propiedad en la gran ciudad y mudarse a un municipio más pequeño, donde poder adquirir una vivienda mejor.

Calidad de vida

Mariano Urraco, doctor en Sociología y profesor en la Universidad a Distancia de Madrid, argumenta que “durante mucho tiempo los límites geográficos los marcaba la distancia al puesto de trabajo. El desarrollo del teletrabajo permite romper esta lógica espacial. Hoy, se ha demostrado que son muchas las ocupaciones que pueden desarrollar sus tareas desde cualquier lugar con conexión a Internet”.

Los sociólogos consideran que esta crisis agrandará las diferencias sociales. “Habrá una división entre quienes puedan cambiar su lugar de residencia y teletrabajar, con estabilidad y confianza en que su empleo se mantendrá en el tiempo, y aquellos otros que, incluso compartiendo ese sueño, no pueden dar el salto a otra ciudad que puede resultar demasiado alejada de futuros puestos de trabajo”.

Repoblar en Argentina

En la Argentina también hay movimientos y consultas. Las preguntas sobre cómo hacer para instalarse en alguna zona rural, van de la mano de una ONG que promueve una migración planificada hacia el interior, que tiene planeado repoblar comunidades alejadas.

Podés leer: Cohousing: viviendas comunitarias, de los adultos mayores a la familia entera

ONG Es Vicis

Cintia Jaime creó en 2016 junto a Daniel Winzenried la ONG Es Vicis cuyo objetivo es repoblar las comunidades rurales.

Jaime, directora de la fundación, dice que “Se triplicó la cantidad de personas que nos contacta porque buscan salir de las ciudades” y explica que es algo que sucede no solo en el país, sino también en el mundo.

“Las redes sociales son un reflejo de lo que ocurre en otros lados, como Estados Unidos, India y Perú. Vimos un incremento increíble de las consultas vía Facebook, mail y a través de la página web”, explica Jaime y agrega:

“Proponemos una migración planificada y sostenible. Nuestro plan es promover y capacitar a partir de visibilizar oportunidades”

Bienvenidos a mi pueblo

El año pasado, a través del programa Bienvenidos a Mi Pueblo llevaron adelante una prueba piloto en Colonia Belgrano, Santa Fe. Instalaron 15 familias en este pueblo, mediante una cooperación público-privada construyendo 20 viviendas con acceso a créditos.

colonia belgrano
Colonia Belgrano

Según la ONG, la migración generó un crecimiento del 10% de la población y la creación de 23 emprendimientos que no son agropecuarios.

“Todas las familias crecieron en sus ingresos, el empleo creció un 15%, emplearon a 27 personas, y a su vez contrataron servicios del pueblo”

Luego de la implementación de ese proyecto, esperan repoblar cinco comunidades rurales más en los próximos años.

Repoblar 5 comunidades más

La fundación firmó un convenio de cooperación con la Fundación Nueva Generación Argentina (FNGA), para identificar pueblos de entre 1000 y 2000 habitantes de la provincia de Santa Fe, con potencial para dar la bienvenida a emprendedores y sus familias.

Estiman que cada proyecto, desde que se crea el perfil de un pueblo hasta que se instala la familia , tarda 30 meses

“Son dos años y medio en el que los acompañamos con un equipo”, dicen. Analizan la capacidad y necesidades del pueblo, y capacitan a los futuros migrantes en gestión de proyectos y emprendimientos.

“Fuimos uno a uno por los pueblos y hablamos con las familias, para ver qué necesidad insatisfecha tienen. En los pueblos nos decían que tenían que esperar un mes para reparar una máquina o que la peluquería abría cada tanto. Nos dimos cuenta de que se habían acostumbrado a tener carencias y que ahí había una oportunidad. Hoy en día estamos en el centro de las miradas, porque esa migración es una alternativa.

El Covid-19 ayudó a desnudar la fragilidad de las ciudades

Entre las razones del deseo de mudarse al interior del país está la búsqueda de mayor tranquilidad. “La gente empezó a cuestionar por qué tiene que meterse en horario pico para ir a la oficina si pueden hacerlo desde la casa”.

Te puede interesar:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo