Cómo patinar un mueble de madera

La madera es un material noble y duraredo, que suma calidez a cualquier ambiente. Cómo restaurar y renovar muebles utilizando una sencilla técnica: el patinado.
MercadoLibre

Presentado por Ideas Mercado Libre. By Buena Vibra Branded Content

Muchos tenemos en casa algún mueble viejo, fabricado con esa madera noble y maciza que, por sus costos y su peso, es difícil (o carísimo) conseguir en el mercado. Sabemos que es casi imposible encontrar versiones modernas de esa calidad pero nos disgusta cómo luce, porque está viejo o pasado de moda. ¿Lo escondemos? ¿Lo vendemos? Se nos ocurre una mejor opción: restaurarlo. Te enseñamos cómo patinar un mueble y dejarlo como nuevo.

El patinado es una técnica de pintura que consiste en trabajar sobre el mueble de manera tal de mantener un cierto aspecto envejecido pero con un toque moderno, jovial y fresco. El aspecto que se logra es rústico y se integra súper bien a las últimas tendencias en decoración, como el estilo nórdico, el minimalista y el shabby chic, entre otros.

cómo decorar cajones

Podés leer: Cómo decorar cajones de madera: sumate al arte de reciclar

Cómo patinar un mueble de madera

La técnica del patinado es muy sencilla. Te contamos el paso a paso y qué materiales necesitás para renovar un mueble y dejarlo súper lindo y moderno gastando muy poco dinero. Podés patinar desde una mesa, escritorio o armario hasta un cabezal de cama, un cajón o el marco de un espejo.

Materiales para patinar madera

Los materiales son fáciles de conseguir y no son muy costosos:

  • Lija o esponja de virulana y paño liso (que no deje pelusas).
  • Cepillo de cerdas de acero pero finas.
  • Pinceles de distintos tamaños: por lo menos 2.
  • Pintura acrílica para madera: 2 colores.
  • Barniz o laca tono mate.
  • Cera o vela.

muebles de madera blancos para estilo nórdico

Podés leer: Decoración nórdica: encantos y secretos del estilo europeo

Cómo patinar muebles paso a paso

  • El primer paso es limpiar muy bien el mueble elegido.
  • Después, pasarle una lija, una esponja de virulana o un cepillo con cerdas finas pero firmes para raspar un poco la superficie. De esa manera, la pintura se va a agarrar más fácil.
  • Volver a limpiarlo para que no queden restos de polvo o astillas. Podés usar un trapo apenas húmedo para asegurarte de que el mueble quede bien limpio.
  • Ahora llega el momento de empezar a pintar.

Cómo pintar un mueble de madera

  • Para la primera capa, elegí el color que preferís que predomine mayormente en la superficie del mueble. Pasale el pincel apenas cargado de pintura, siguiendo el dibujo o las vetas de la madera. Es importante que quede bien cubierta la superficie y, también, muy parejo. Dejá que se quede bien antes de pasarle la segunda mano.

 

Te puede interesar: Cómo hacer una mesa de luz linda y práctica

  • Cuando se secó bien la primera capa, pasá suavemente la lija o cepillo otra vez. Limpiá bien y empezá a pintar la segunda capa con el otro color elegido. Antes de que esta capa se termine de secar, pasale un paño o trapo para retirar en partes el excedente.
  • Luego, con el cepillo, vas raspando partes del mueble donde no se terminó de secar la segunda mano de pintura. Esa es la manera en que el mueble va a quedar veteado: en algunas partes se va a ver más uniforme el segundo color y, en otras, se verán partes del color de la primera capa. Dejá secar muy bien las 2 capas de pintura.
  • El próximo paso es sellar los poros. Esto se logra pasándo cera para madera con un paño por toda la superficie y, en especial, por las hendiduras o relieves. Si no tenés cera podés reemplazarla por vela, pero no es lo ideal.
  • Para terminar, raspá con cuidado el mueble para sacar el exceso de cera y, por último, pasale una capa de barniz o laca para asegurarte de que quede bien protegido. Es importante que el barniz sea mate y no brilloso porque se arruinaría el efecto rústico propio de la técnica de patinado.

Podés leer: Cómo tapizar una silla o banquito paso a paso

Cómo patinar un mueble de madera en blanco

Los muebles blancos nunca pasan de moda y quedan bien en todos los ambientes porque son fáciles de combinar. Para preparar la pátina blanca necesitás los siguientes elementos:

  • Pintura color blanca acrílica y mate (que no sea brillante).
  • Un recipiente de plástico o acrílico para mezclar la pintura.
  • Un trapo limpio blanco que no deje pelusas.
  • Un pincel de pelo suave.
  • Un pincel de pelo duro.
  • 1 cucharadita de café o un colorante negro o en tonos bronce para romper el blanco.

Te puede interesar: Cómo colocar zócalos de madera en 6 pasos

Una vez que el mueble esté lijado y limpio, como explicamos anteriormente, empieza el patinado:

  • Volcá en el recipiente un poco de pintura blanca, 2 cucharadas de agua y una cucharadita de café o una o dos gotas de la tintura negra o bronce. Mezclá bien, pero despacio, para que no se formen burbujas. Tiene que quedar como la textura de la leche.
  • Con el pincel de pelo suave, pintá toda la superficie. Dejálo que se seque bien.
  • Si el estado del mueble no es bueno, le podés pasar otra mano de pintura para restaurarlo y proteger un poco más la madera.
  • Para terminar, pintá con el pincel de pelo duro vetas desparejas para dar el efecto deseado. En este paso, no cargues el pincel con mucha pintura para que vaya raspando la superficie, dejando marcas desgastadas sobre la primera capa de pintura. Dejálo secar muy bien.
  • Podés dejarlo así, bien rústico, o pasarle un barniz transparente para protegerlo y darle otro toque decorativo.

Te puede interesar: Tipos de pisos de madera: todas las opciones

Si querés aportar otros tonos a alguna parte del mueble, se puede colorear la pátina blanca con cualquier tipo de tinte, como el colorante universal. Esta combinación es lo que le da matices y sensación de decapado.

Decapé: efecto vintage

Al hablar de patinado más de una vez escucharemos la palabra “decapé”, que es un efecto vintage o antiguo, que está muy de moda en la actualidad. Es una excelente forma de reciclar muebles que están en desuso o lucen viejos y darles vida nueva.

La palabra decapar significa quitar las capas de barniz o pintura mediante lijas, pistolas de calor o gel decapante. En cambio, el decapé consiste en darle a un mueble un aire de pieza envejecida o gastada, y puede complementarse con un patinado. Se usa mucho para disimular pintura vieja y descascarada, para esconder defectos o para darle un estilo diferente a un mueble.

Animate… Andá a tu galpón, altillo o baulera y rescatá algún mueble viejo para empezar a practicar. Diseñá en tu cabeza los tonos y posibles combinaciones de colores y poné manos a la obra.

Cómo hacer una mesa de madera

Podés leer: Manos a la obra: herramientas básicas para carpintería

Te puede interesar:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!