Cómo hacer fuego para asado paso a paso

Los maestros parrilleros pueden dar cátedra sobre cómo se prende el fuego para hacer asado. Pero todos podemos hacerlo aprendiendo algunos trucos.
cómo hacer fuego para asado
MercadoLibre

Presentado por Ideas Mercado Libre. By Buena Vibra Branded Content

El asado es una de las comidas más tradicionales de los argentinos. Es la excusa perfecta para juntarse y celebrar, compartiendo en familia o con amigos un ritual que arranca con el encendido de la leña o el carbón para terminar con una buena dosis de carne, achuras, vegetales y otras delicias sobre la parrilla. Si te cuesta el primer paso, no te pierdas estos consejos sobre cómo hacer fuego para asado de manera rápida y sencilla.

Fuego para el asado: ¿Leña o carbón?

Mucha gente se pregunta qué es mejor para hacer un buen asado. ¿Leña o carbón? La respuesta varía según los gustos y la experiencia personal, pero hay algunas cuestiones básicas que es bueno aclarar:

  • Si bien los puristas de la leña sostienen que es la mejor forma de generar calor y fuego para el asado, debemos saber que es más difícil de prender que el carbón. Si sos principiante, quizá este último sea una mejor opción para arrancar.
  • El carbón es más simple de encender porque, cuando un trozo agarra, por pequeño que sea, el resto se enciende. La leña requiere más esfuerzo y preparación.

Podés leer: Diseños de parrillas: una buena opción para cada asador

Cómo hacer fuego para el asado

Encender la leña o el carbón es sencillo si conocemos algunos tips.

  1. Colocá una base de bollos de papel de diario viejo.
  2. Poné encima pedacitos de carbón chiquitos para que enciendan más fácil (un detalle importante: fijate primero que el carbón no esté húmedo, porque no logrará encender si es así).
  3. Encendé con fósforos el papel en varios sectores. Cuando el fueguito llegue a las primeros trozos de carbón, andá agregando pedazos de carbón más grandes hasta incorporar la cantidad necesaria.
  4. Si no hay nada de viento que avive el fuego, podés airearlo ayudándote con alguna tapa de olla o bandeja liviana, usándola tipo abanico.
  5. Cuando las brasas estén de color entre rojas y blancas, ya podés pasarlas del brasero hasta la base de la parrilla y comenzar la cocción. Consejo útil: la parrilla debe estar entre 15 o 20 cm de altura sobre las brasas.

Podés leer: Recetas para armar una irresistible parrillada vegetariana

Cómo calcular el carbón para el asado

La cantidad de carbón que necesitás para un asado depende de cuánta comida querés asar. Se calcula que necesitás 1 kilo de carbón por cada kilo de carne (ésto incluye la carne, chorizos, morcilla, achuras y demás). Con este simple cálculo podrás asar sin riesgo de quedarte con poco fuego, pero recordá que también influye la cantidad de viento, porque si está ventoso las brasas se consumen más rápido.

Un buen elemento para el momento del encendedido es el brasero, que hace este proceso mucho más fácil. El mercado ofrece distintos tipos de braseros para parrilla, asadores, parrillas y chulengos con o sin tapa, de diferentes medidas y calidad, y fijas o transportables con rueditas. Podés elegir la opción que más se adecue a tu espacio o tu gusto.

Podés leer: El arte de la parrilla: 10 consejos del gran asador argentino

Cómo prender carbón: otra variante

Una forma distinta para prender el carbón para el asado es colocarlo arriba de la parrilla en la que luego irá la carne. Tenés que poner bollos de papel debajo de la parrilla, junto con los pedacitos chiquitos de carbón que suelen estar abajo de todo en la bolsa.

Prendé los papeles y, cuando el carbón ya esté todo encendido, agarrá la parrilla de las asas con mucho cuidado de no quemarte (usá guantes para horno o trapos secos), girala y volcá el carbón encendido en la base. Limpiá los residuos de carbón de la parrilla y, cuando las brasas estén entre rojas y blancas, poné la carne a asar.

Podés leer: Cómo hacer asado: trucos para asar bien y errores que debés evitar

Leña para asado

También podés encender el fuego con leña para asado. Hay distintos tipos y todo dependerá del tipo de carne que vayas a cocinar. En general, en Argentina usamos el quebracho, que es una leña de las llamadas “duras” y permite conseguir un fuego persistente.

Es importante que recuerdes que las leñas le aportan un sabor ahumado al asado, por lo cual, antes de comprarla, asesorate cuál es la mejor según el tipo de carne que vayas a asar.

Leñas duras

  • Quebracho: es de fácil encendido y buen rendimiento calórico. No genera chispas, no da mucho humo ni tampoco mal olor, y se quema lentamente. Ideal para hacer asados.
  • Algarrobo, arce, fresno, olivo, olmo y roble: todas tienen características similares al quebracho.

Leñas tiernas

  • Abedul: se consume rápidamente con llamas continuas; resultan, por lo tanto, excelentes maderas para encender o iluminar, pero largan muchas chispas y poco calor. No es buena para asados.
  • Álamo, avellano, castaño, sauce y tilo: de similares características que el abedul.

Leñas resinosas

  • Abeto: sus ramas son de madera más dura que el tronco. Arde con buena llama pero dura muy poco. Desprende mucho humo. No son aptas para hacer asados.
  • Alerce, Pino: igual características que el abeto.

como prender fuego para asado

Podés leer: El mate, el asado y el sabor del mejor encuentro: mirarse a los ojos

Briquetas de carbón

Además de las formas más tradicionales de encender el fuego para el asado, existen otras formas más prácticas que los asadores expertos no eligen pero pueden ayudar. Podés utilizar briquetas o bloque sólido combustible. Hablamos de bio-combustibles para generar calor, que también so utilizados en estufas, chimeneas, salamandras, hornos y calderas.

Son 100% naturales y ecológicas, ya que están hechas de desperdicios forestales tales como el serrín, viruta, chips, ramas, restos de poda, raleo fino, etc. Los mismos son molidos, secados a un 10% de humedad, y luego se compactan para formar briquetas generalmente de formato cilíndrico o cuadrado.

La leña de serrín compactado posee mayor poder calorífico que la leña tradicional, enciende más rápido, no desprende humo ni olores y su uso disminuye la tala de árboles.

Podés leer: Cómo hacer asado: trucos para asar bien y errores que debés evitar

Consejos para hacer fuego para asado

  • Nunca se deben usar querosen, algodón con alcohol, maderas pintadas ni gasoil.
  • No usar carnes congeladas porque el agua que desprenden apagará el fuego y va a provocar mucha humareda.
  • No encender fuego en un bosque o lugares de camping no habilitados para tal fin.
  • Limpiar bien la parrilla antes de poner la carne, cada vez.
  • Tener cerca del fuego un balde con agua por si el fuego se descontrola.

platos argentinos

Podés leer: 10 mitos sobre la carne vacuna: una experta en defensa de un buen bife

Tipos de asadores o parrillas

Cada parrillero es un mundo aparte, ya que cada uno utiliza sus técnicas y secretos para hacer el fuego y el asado, pero vale la pena reparar los asadores que existen para los diferentes usos. Ya te contamos cuáles son los distintos tipos de parrillas, los diseños de parrillas y las medidas. Podés encontrar rectangulares, circulares, eléctricas, a gas, o para leña o carbón. También opciones para pic-nic, que podés transportar a cualquier lado, modelos con ruedas o, directamente, las que construís o instalás en tu casa.

Algunas opciones:

  • Parrilla amurada: puede ser de fierros lisos o acanalados, que son los que permiten que la grasa se escurra para favorecer su desagote. En general, los expertos no aconsejan la de caño redondo porque la grasa se vuelca arriba del carbón, generando toxinas que no son buenas para la salud.
  • Parrilla portátil sin tapa: tiene ruedas y, los diseños más completos, tienen asador al costado. Como son rodantes, las podés mover adonde necesites. Son geniales para espacios reducidos y, generalmente, se fabrican en hierro fundido y chapa enlozada.
  • Parrilla portátil con tapa: con ruedas, asador al costado y tapa. Algunas vienen con mueble debajo para guardar el carbon o la leña.
  • Chulengo: es un tanque de acero cortado a la mitad a lo largo para hacer de base y tapa. Contiene una parrilla con una base de ladrillos refractarios y un brasero de costado para preparar el fuego inicial. Hay modelos muy básicos y otros con más diseño.
  • Asadores premoldeados: cuentan con una base premoldeada con acabados y texturas diferentes. Se pueden colocar en patios y jardines. En general cuentan con un diseño estándar y son de fácil instalación.

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!