Cada cuánto se cambian los amortiguadores

Junto a los frenos y los neumáticos, son uno de los tres elementos claves de la seguridad del auto. Lo que necesitás saber sobre su desgaste, su duración y cuándo y cómo renovarlos.
MercadoLibre

Presentado por Ideas Mercado Libre. By Buena Vibra Branded Content

La suspensión es uno de los factores básicos a la hora de pensar en la seguridad de un auto. De hecho, se la considera uno de los tres componentes esenciales del llamado “triángulo de la seguridad”, junto a los neumáticos y los frenos. Sin embargo, y a pesar del desgaste que sufren por su uso constante, la mayoría no sabe cómo cuidarlos ni cada cuánto se cambian los amortiguadores de un auto.

Por más suave que sea la cinta asfáltica por donde se desliza un vehículo, los amortiguadores siempre están funcionando. Al igual que muchos otros componentes del automóvil, las horas extraordinarias de este uso continuo llevarán al desgaste general y a que estas piezas pierdan paulatinamente su capacidad de funcionar correctamente, poniendo en juego tu seguridad y la “salud” de tu auto.

El cambio de amortiguadores

A medida que evoluciona la tecnología de los fabricantes, los autos cuentan con más especificaciones que ayudan al adecuado mantenimiento y rendimiento del vehículo, pero el cuidado de cada coche es diferente y depende en gran medida del uso diario y de las condiciones externas, como por ejemplo el estado de las calles por donde circule frecuentemente o la temperatura ambiente en la que funciona habitualmente.

En el caso de los amortiguadores, hay distintos signos que indican que debemos revisarlos y/o cambiarlos:

  • Una señal que nos demuestran que los amortiguadores están en malas condiciones es cuando escuchamos ruidos inusuales al pasar un pequeño bache, cuando notamos una inclinación excesiva del cuerpo o, inclusive, al percibir un balanceo levemente exagerado al doblar.
  • Otro síntoma claro del deterioro de estas piezas es que el extremo delantero del vehículo se “zambulla” bruscamente al frenar con fuerza. Las sacudidas también pueden afectar el control de la dirección y causar un desgaste desigual de la llanta.
  • En la misma línea, si observás un desgaste desigual en tus neumáticos, generalmente significa que las llantas no tienen un contacto óptimo con el pavimente, lo cual puede ser causado por amortiguadores desgastados que producen un bamboleo constante del volante por el rebote constante de las ruedas. Esto afectará el control del automóvil y el agarre de las ruedas, con lo cual es buena idea evaluar un cabio de neumáticos y una revisión de los amortiguadores.
  • Cuando tu vehículo “toca” al pasar por las vías de ferrocarril o sobre badenes de velocidad, o cuando realiza saltos en la ruta (o sigue rebotando después de pasar un bache significa), es clara señal de que los amortiguadores pueden estar fallando.

Es importante conocer que el mal funcionamiento de los amortiguadores en el vehículo puede aumentar la distancia de frenado hasta en un 20%. A medida que aumenta la velocidad de desplazamiento, crece la distancia que le toma al auto detenerse por completo. Esta distancia adicional del 20% puede ser suficiente para causar un incidente fatal y debe ser atendida tan pronto como sea posible.

Por todo ésto, cuando advertimos problemas no deberíamos retrasar el cambio de amortiguadores. Y para eso es clave estar atentos, sabiendo que s se desgastan gradualmente y que es posible que no lo notemos porque nos acostumbramos a una calidad de conducción más flexible (e insegura), al igual que nos acostumbramos también a distancias de frenado más largas a medida que se desgastan las pastillas de freno.

Cómo sé si debo cambiar de amortiguadores

Una forma de probar el estado de los amortiguadores es presionar con fuerza en cada esquina de un vehículo. Si el auto continúa rebotando después de soltarlo, es necesario reemplazar los amortiguadores. Sin embargo, esta prueba de rebote para los amortiguadores puede requerir bastante fuerza y, con muchos SUV y camionetas de alto rendimiento, no es fácil obtener el impulso necesario para una prueba de rebote.

Por eso lo mejor es hacer que un mecánico calificado revise los amortiguadores. Allí se podrá ver si hay fugas importantes (los amortiguadores están llenos de líquido), montajes o casquillos desgastados o daños físicos de estos componentes, como abolladuras que puedan afectar el funcionamiento del control de rebote del pistón.

Más allá de este control, en líneas generales podemos estimar que, en la mayoría de los casos, los amortiguadores van a poder ofrecer un rendimiento óptimo hasta alrededor de los 30 mil kilómetros. A partir de ese kilometraje, irán perdiendo su buena performance de a poco, llegando a tener una utilidad límite aproximada de 60 mil kilómetros.

Cómo cambiar los amortiguadores

Llegado el momento de reemplazar los amortiguadores es conveniente tener en cuenta que se deben cambiar al mismo tiempo los dos amortiguadores del mismo eje, ya que, de lo contrario, se vería seriamente afectada la estabilidad del vehículo.

Muchas veces, cuando se tiene un golpe de manera asimétrica, el seguro sólo te cambia el lado afectado del vehículo. En este caso, es clave sustituir también el otro amortiguador –aunque no lo cubra el seguro–, ya que esa descompensación afecta negativamente al comportamiento del auto, aumentando el riesgo de accidente.

Herramientas necesarias para el recambio

No es necesario ser mecánico ni tener herramientas muy específicas para cambiar los amortiguadores, pero sí debemos tener algunas cosas:

Ver juego de llaves combinadas en Mercado Libre

Cómo cambiar los amortiguadores delanteros en 8 pasos

  1. Localiza la base de montaje del amortiguador.

Para ello, abrí el capó y buscá los tornillos del amortiguador (un círculo de tres tornillos en una bandeja dentro del compartimento del motor) a cada lado del automóvil, próximo al parabrisas. En el centro de este anillo de tornillos se encuentra el propio amortiguador. No sueltes aún ninguno de estos tornillos.

  1. Elevá el vehículo y desmontá la rueda.

Como si se tratara de un habitual cambio de neumáticos, lo primero es usar el gato hidráulico para elevar el auto. A continuación, con una llave cruz quitá todos los tornillos y remové la rueda donde se encuentra el amortiguador que querés cambiar.

Ver Gato Hidraulico en Mercado Libre

  1. Retirá el soporte de las líneas de frenado y la barra estabilizadora si es necesario

Es posible que tengas que sacar los soportes de las líneas de frenado de la base de montaje y la barra estabilizadora antes de poder quitar el amortiguador. El soporte de líneas es un pequeño enganche que sujeta las líneas de frenado y podés quitarlo desatornillándolo. Para quitar la barra estabilizadora es preciso retirar el gancho que la vincula al auto con una llave inglesa.

  1. Retirá los tornillos de la dirección para soltar el amortiguador

Generalmente vas a encontrar dos o tres tornillos largos que sujetan el amortiguador a la dirección. Quitalos retirando las tuercas de la base de montaje y soltando el amortiguador. Para hacerlo quizás necesites martillar un poco la dirección y lubricarlos, aunque no siempre es necesario.

Ver amortiguadores para autos en Mercado Libre

  1. Retirá los tornillos de las torres del amortiguador

Las torres del amortiguador generalmente están ubicadas a los lados del capó y su forma es más o menos cilíndrica. Cuando las localices, debés quitar los tres tornillos y el amortiguador quedará libre para manipularlo.

  1. Sacá el amortiguador viejo

Una acción muy importante en este punto del cambio de amortiguadores es comprimir el muelle con ayuda de un compresor, ya que así se podrá liberar el cojinete con seguridad. Procurá tener cuidado al hacerlo y sacá el tornillo superior para poder remover el amortiguador.

Ver compresores de muelle en Mercado Libre

  1. Colocá el nuevo amortiguador

Volvé a colocar la base del amortiguador en la dirección, controlando que los tornillos estén bien colocados. Después, colocá la base de montaje en la torre del amortiguador y ajustá sus tornillos con una llave inglesa.

  1. Colocá de nuevo la rueda

Volvé a atornillar con la llave cruz la rueda. Trabajo terminado.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!