Los futuros colectivos urbanos: giroscopios eco-sustentables

Las expectativas de los futurólogos han dejado muy claro que la tecnología avanza en algunos terrenos de un modo poco vinculado a las decisiones políticas. Varias propuestas tendientes a resolver el congestionamiento de las ciudades no van a ser una realidad por un largo, largo tiempo. Por lo que la pregunta es válida ¿cómo van a resolver exactamente las ciudades modernas el problema del transporte público considerando que la población urbana sigue creciendo?

La firma de ingeniería Dahir Insaat cree tener la respuesta. La compañía, y el inventor jefe Dahir Semenov, creen que los vehículos equipados con giroscopio son la respuesta.

Por más de dos años, Dahir Insaat ha estado trabajando en una forma visionaria de transporte urbano, una idea que dice “reemplazará a los autobuses, tranvías y trolebuses en las ciudades del futuro”.

El “transporte giroscópico” de Insaat serían enormes vehículos en forma de discos que compondrían un particular enjambre sobre ruedas a través de las calles, elevado por encima del tráfico, y solapados para formar múltiples capas de viajes.

El diseñador sostiene que su modo de tránsito propuesto tendría “un enorme potencial para proporcionar un transporte eficiente, económico, seguro, respetuoso con el medio ambiente, cómodo y maniobrable que sea independiente de los flujos generales de tráfico en las arterias urbanas”.

Mientras que estas cápsulas giratorias pueden parecer incómodas para el uso diario, Insaat asegura que el diseño propuesto es completamente funcional y está listo para construir futuras ciudades con ellos.

“Puedo decir sin exagerar que este modo de transporte es compatible con el hábitat humano, con los espacios en los que los habitantes de la ciudad se recrean. Puede pasar junto a parques, plazas y senderos peatonales, y en algunos casos puede incluso pasar junto a la gente por anchos bulevares. Después de todo, es absolutamente seguro tanto en términos ecológicos como físicos” comenta Dahir Semenov.

Insaat propone que los giroscopios serían alimentados inicialmente con una carga de batería por la mañana y continuarán alimentados a lo largo del día a partir de la energía suministrada por paneles solares montados en los tejados de los coches.

Los paneles solares en la parte superior de estos “vehículos-discos” están alineados ​​con un par de generadores y una batería de reserva para proporcionar energía continua asegurando que los giroscopios nunca dejen de girar. Eso es muy importante, porque si los giroscopios dejan de funcionar, el disco no podrá mantener su equilibrio, lo que sería una mala noticia para cualquiera que esté a bordo (o debajo).

Unas vainas plegables en las piernas extensibles de estos giroscopios pueden contraerse y agrandarse dependiendo del contexto, lo que significa que pueden pasar bajo puentes o sobre el tránsito vehicular con facilidad.

En el interior, los pasajeros se sientan en filas como lo harían en un subterráneo o autobús, pero estarán dentro de lujosas vainas que incluyen cómodos sofás y televisores.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!