Conocé las diferencias entre hacer yoga y meditar

Practicar yoga y meditar suelen ir juntas, pero no necesariamente están asociadas. Te contamos qué significa cada una y cómo aprovechar sus beneficios.

A veces no aparecen muy claras las diferencias entre la meditación y el yoga. A menudo escuchamos a la gente decir “estoy meditando” o “estoy haciendo yoga.” Y aunque creamos que es algo parecido, en realidad debemos entender que estamos hablando de prácticas totalmente diferentes.

En primer lugar, debemos entender que significan estas dos palabras y de dónde vienen. Empecemos con la palabra Yoga. El yoga es una palabra sánscrita antigua, que básicamente significa “unión”. Esta unión se refiere a la conexión entre el alma (el individuo) y del Espíritu (Dios o el universo). El yoga no sólo es la palabra para describir este estado de unión, sino que también es el medio para alcanzar este estado de unión.

ym4

Podés leer: 5 canales de Youtube en español para hacer yoga en casa

Se supone que fue Patanjali, un antiguo sabio, quien formuló lo que se conoce como los ocho principios del yoga. Sin entrar en demasiados detalles podemos resumirlos así:

1. Yama, los principios éticos y reglas para vivir en sociedad
2. Niyama, las disciplinas individuales y actitudes hacia uno mismo
3. asanas (posiciones)
4. Pranayama (control de la respiración o fuerza de vida)
5. Pratyahara (Sentido de abstinencia)
6 . Dharana (concentración)
7. Dhyana (meditación)
8. Samadhi (éxtasis espiritual).

Estos son los pasos básicos del yoga (unión) para alcanzar el estado de yoga (unión). En el verdadero sentido de la palabra un yogui es aquel que ha alcanzado de forma permanente este elevado estado de unión espiritual aunque también puede ser cierto que un yogui no es más que quien practica yoga.

El yoga es un arte, una ciencia y una filosofía. Afecta a todos los niveles de la vida humana, tanto físico, como mental y espiritual.

La Meditación, en cambio, se basa en  aparentemente, no hacer nada. Todo lo que hay que hacer es observar un objeto de atención, como la respiración, por ejemplo y mantenemos observándolo sin distracciones.

ym2

Podés leer: 8 pasos de yoga para despejar tu mente en 5 minutos

La meditación viene de la palabra “Dhyana” (el séptimo paso del yoga) y es esencialmente un estado de conciencia. Esto es, en principio, un estado espiritual en el cual el yogui ha llegado con éxito a poner su atención adentro de si mismo, cerrando los sentidos y desprendiéndose de las distracciones externas. Ha conseguido trascender el estado inquieto de la mente.

Lo importante que debemos destacar es que la meditación no es un acto. Técnicamente es un nombre poco apropiado para decir que alguien alzcanza la Unidad. Aunque suene complicado, es preciso entender que no se puede verdaderamente meditar “meditando”; sólo se pueden hacer ciertas cosas y practicar para alcanzar el estado de meditación o dhyana.

Los ingredientes claves para lograr el estado de meditación (dhyana) y, en última instancia, el yoga (unión) son un cuerpo relajado, la mente en calma, la respiración y el control del prana o fuerza vital adecuada. Las prácticas de yoga están realmente “diseñadas” para ayudarnos a aprender a controlar esta fuerza vital.

A través de la práctica constante, la disciplina, la devoción, el desapego y diversos ideales espirituales se dice que uno puede aprender en última instancia a llegar a esos estados. Cuando uno es capaz de fijar permanentemente este estado de conciencia que se conoce como Kaivalyam entonces se ha alcanzado la libertad.

yoga y meditacion

Podés leer: Aquietar la mente: técnicas sencillas para meditar en familia

 

Seguí leyendo

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!