Conocé los 10 estados “oscilantes” que definirán la elección de los Estados Unidos

Hillary Clinton y Donald Trump se reparten 40 de los 50 estados y los restantes están muy disputados. ¿Y si hay empate?

En Estados Unidos el voto es indirecto, por lo tanto no es muy importante la intención de voto de cada candidato a nivel nacional.

Para llegar a la Casa Blanca no es necesario sumar más votos que el rival

Los ciudadanos no eligen al presidente, sino a representantes que luego transmiten su voluntad en el Colegio Electoral. Cada estado tiene asignado un número fijo de esos electores en relación a su población.

California es el que más tiene, con 55. Lo siguen Texas, con 38, y Nueva York y Florida, ambos con 29. En total son 538, y para ganar se necesitan 270

¿Por qué no gana el que más sufragios suma? Porque con excepción de Maine y Nebraska, en el resto de los estados basta ganar la elección por un voto para llevarse el 100% de los electores.

George W. Bush llegó a la presidencia en 2000 a pesar de que Al Gore obtuvo medio millón de votos más que él

En gran parte del país el electorado está muy volcado en favor de uno u otro partido, y no suele haber cambios. Hay una constante que se repite en cada elección:

Los republicanos dominan más estados, pero con la excepción de Texas, tienen poca población. En cambio, los demócratas tienen menos estados pero están más poblados, lo que establece un equilibrio en el número de electores “seguros” que tiene cada uno.

trump-y-hillary_600

Por eso, lo que define el resultado de las elecciones es lo que pasa en un tercer grupo de estados, los “oscilantes” (swing en inglés), que son muy disputados y pueden ir para cualquier bando

 

“Las sorpresas son siempre posibles y esta campaña ha sido particularmente diferente. Aún así, lo más probable es que definan los estados oscilantes”, explicó Thomas M. Carsey, profesor de ciencia política de la Universidad de Carolina del Norte-Chapel Hill.

¿Y cómo se anuncian según las encuestas esos estados?

Ordenados por la cantidad de votos que tienen en el Colegio Electoral, estos estados oscilantes son Florida (29), Pensilvania (20), Ohio (18), Carolina del Norte (15), Virginia (13), Wisconsin (10), Colorado (9), Iowa (6), Nevada (6), y Nuevo Hampshire (4).

Según el promedio de las principales consultoras que realiza la revista Politico, el magnate republicano sólo se impondría en tres de los diez: Florida, por un margen de apenas 0,4%; Iowa, por 3,2%; y Ohio, por 2,2 por ciento. La ex secretaria de estado ganaría en los siete restantes. En Colorado, Pensilvania, Virginia y Wisconsin, por entre cuatro y seis puntos. En Nevada, Nuevo Hampshire y Carolina del Norte, por dos puntos o menos.

Cómo se desempata una elección presidencial
El Congreso de Estados Unidos aprobó en 1804 la 12ª Enmienda Constitucional, que estableció los pasos a seguir en caso de empate en el Colegio Electoral. El mismo proceso se aplicaría si ninguno llegara a los 270 electores, aunque no haya empate.

Según la norma, el presidente debería ser nombrado por la Cámara de Representantes elegida en la misma elección. Pero no sería por voto directo. Si bien tiene 435 miembros, sólo hay 50 sufragios, uno por estado. Eso significa que los congresistas de cada uno deben ponerse de acuerdo en qué candidato elegir. Luego, el que obtenga el apoyo de al menos 26 estados es investido presidente.

Fuente: Infobae

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!