Coronavirus en Italia: 2 muertos, 11 pueblos en cuarentena y 60.000 personas en alerta

Hay al menos 39 casos. Los habitantes de Castiglione dAdda, Codogno y Casalpusternengo, entre otros, están encerrados en sus casas.
residencia en italia

Al norte de Italia, la pequeña ciudad de Codogno está completamente cerrada. Sus autoridades clausuraron escuelas, oficinas, comercios, bares y demás lugares  públicos y pusieron al pueblo en cuarentena por la amenaza del coronavirus en la región de Lombardía. Las mismas medidas tomaron los pueblos cercanos de Castiglione d’Adda y Casalpusterlengo tras la muerte de 2 personas en 24 horas .

En total, el Gobierno regional ha ordenado a unas 60.000 personas de diez localidades limítrofes en la provincia de Lodi que permanezcan en sus casas

El alerta afecta al norte de la península itálica luego de que ayer se registraran 39 nuevos casos de coronavirus en un mismo día y el Ministerio de Sanidad ordenara que todas las actividades públicas y eventos deportivos se cancelaran en las áreas afectadas. No hay carnavales ni misas.

“Es necesario aislar inmediatamente las zonas donde se desarrolló el virus para contenerlo”, afirmó el Comisionado de Protección Civil de Lombardía, Pietro Foroni.

Según informó el diario local ‘Corriere della Sera’, dos personas murieron por coronavirus, ambos de Padua. Un hombre de 78 años y una mujer.

ciudadania italiana requisitos

Podés ver: Ciudadanía italiana: requisitos para iniciar el trámite en Argentina

Con los nuevos casos detectados y confirmados ayer, ya son 17 las personas diagnosticadas con el coronavirus en Italia, lo que lo convierte en el país más afectado de Europa. Supera a Alemania, primer país europeo que sufrió un brote con contagios en su propio territorio y donde se registraron 16 casos.

Italia ya tenía tres casos controlados en el hospital Spallanzani de Roma, especializado en enfermedades contagiosas, dos de ellos una pareja de turistas chinos. Pero el brote de Codogno ha puesto a todo el país en alarma, especialmente porque no está claro cuál ha sido el foco del contagio ni el alcance de los que serán afectados.

El primer caso registrado ayer fue el de un hombre italiano de 38 años de Codogno, 60 kilómetros al sur de Milán, que se dirigió el miércoles al hospital. En un principio no se consideró que tuviera nada que ver con el coronavirus porque no tenía ninguna aparente relación con China, hasta que al empeorar fue trasladado a cuidados intensivos.

3 meses con todo pago en Italia

Podés ver: Ollolai, el pueblo italiano que vende 200 casas a un euro

Origen de los contagios

Una persona que había estado en China y no tenía síntomas parece haber iniciado el brote. Su esposa, embarazada de ocho meses, fue quien informó de que a principios de mes había pasado un tiempo con un amigo que regresaba de China, que ha dado negativo y no ha experimentado síntomas pero está siendo estudiado para comprobar si fue portador del virus sin llegar a tener síntomas.

El virólogo Giorgio Palù argumentó que cabe la posibilidad de que este hombre que viajó desde China tuviera una cantidad clínicamente insignificante de coronavirus en su cuerpo en el momento de los análisis, pero que el contagio se hubiera producido anteriormente.

Podés leer: Italia pone a los presos a asfaltar rutas y limpiar las calles

Una posibilidad alternativa es que fuera un portador asintomático del coronavirus y que, pese a no tener síntomas de la enfermedad, hubiera transmitido la infección. La posibilidad de contagios por parte de portadores asintomáticos, que se ha planteado como hipótesis, fue confirmada ayer por médicos del hospital provincial de Henan (China) en un caso presentado en la web de la revista médica JAMA.

En Italia, el paciente de 38 años ha contagiado también a un amigo con el que practicaba deporte y a cinco trabajadores sanitarios y tres pacientes del hospital de Codogno donde se identificaron los primeros contagios, entre otros. Lo que ha puesto en alerta a las ­autoridades italianas es que el contacto entre el primer paciente y su amigo que venía de China se produjo mucho después de que el segundo regresara del gigante asiático.

El Gobierno de Giuseppe Conte está tratando de frenar el pánico, pero avisó que impondrá la cuarentena a todos los que hayan entrado en contacto con los contagiados. El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, intentó tranquilizar a los ciudadanos y dijo que el Gobierno ya tenía un plan preparado porque “era evidente que lo que ha pasado podía suceder”. “Italia está preparada. Aplicaremos el plan”, declaró.