La Navidad, una hermosa oportunidad para volver a nacer y apostar a ser mejores

Cuando decimos Feliz Navidad, tal vez no somos conscientes de que estamos festejando un cumpleaños, el del Maestro Ascendido Jesús. Repetimos frases armadas, pero a veces no registramos qué significan. Y cuando les decimos eso a otras personas, estamos recordando -del latín recordis, pasar por el corazón- el paso por este mundo de un Ser que vino a enseñar la humildad, la compasión y la sanación de la mano del servicio al prójimo.

No hablo de religión, no hablo de instituciones, no hablo de dogma. Sólo hablo de un hombre que mostró un ejemplo. Y eso es siempre lo que perdura -nuestras acciones- , no nuestras palabras. El, desde lo frugal y minimalista, nos ensenó lo esencial. Nos enseñó la tolerancia, la paciencia, la sabiduría de aquel que usa sabiamente sus palabras, y le huye a la verborragia, a los excesos, a las emociones destructivas.

Horóscopo de los Ángeles: consejos espirituales para cada signo

Para hacer carne: esta Navidad, trabajemos diligentemente todos los días en ser mejores personas, tratar de manera amable al prójimo, tratarnos bien nosotros mismos desde nuestros pensamientos, palabras y acciones, y desarrollemos más luz, más sentido y más confianza en nuestros talentos para ayudar al otro, salgamos de los moldes y confiemos en nuestra misión de vida.

Que esta fecha, y todas las demás del calendario, nos encuentre en paz con nosotros mismos y con las decisiones y elecciones tomadas

Aceptemos a la familia, al clan. Dejemos de amargarnos por que no son como nosotros queremos que sean, dejemos el control. Dejemos de intentar que la realidad se ajuste a nuestros deseos y deje de ser la realidad y aceptemos que el Olmo jamás dará Peras.

Elegimos los lazos de sangre para evolucionar. Vivamos con amor este llamado a un Renacer, a un volver a parirnos, a volver a entrar en este mundo con más consciencia y los ojos abiertos.

Honremos a los que ya no están en este plano físico pero sí están acompañando desde otro; honremos la vida, y los logros; honremos profundamente quienes somos y respetémonos.

Mi deseo es que seas abundante en todos los planos posibles, que reboses de salud y que te encuentres en Paz, tranquilo y, por sobre todo, que te puedas aceptar, ya que no quererse y aceptarse son tragedias. Y que vivas este renacer desde lo espiritual, más que desde lo material, y que el brindis augure muchos éxitos y felicidad.

Bendiciones

 

* Julieta Suarez Valente es astróloga, tarotista, facilitadora de círculos de mujeres y espiritualidad femenina.​

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!