Alfajor tipo Havanna: un manjar marplatense con identidad propia

Los argentinos son consumidores por excelencia del alfajor Havanna y su sabor está arraigado en la cultura gastronómica. El chef Lucas Marti Boldrini nos acerca su receta de este manjar

La idea del alfajor es de origen árabe y tradicionalmente consistía en una base de pasta de almendras, nueces y miel. La influencia arábiga marcó durante siglos el desarrollo de la cultura española, que, entre otras costumbres, adoptó la pastelería típica.

Los inmigrantes lo llevaron a la Argentina hace ya más de 130 años. Pero un pionero le dio un toque distintivo. El químico francés Augusto Chammás abrió en Argentina una pequeña fábrica de dulces y dentro de los productos elaboró un alfajor redondo. Toda una novedad para la época, que cambió el concepto de los alfajores en el mundo.

Alfajores marplatenses o tipo Havanna

La base son dos galletas de chocolate de unos 6 centímetros de diámetro rellenas de dulce de leche, recubiertas por un baño ligero de chocolate con leche. Esta elaboración de pastelería se hizo mundialmente famosa de la mano de la marca Havanna, aunque hoy en día hay infinidad de marcas en el mercado.

Receta

El chef Lucas Martí Boldrini nos da la receta de este manjar

Ingredientes para la masa:

  • 220 g de azúcar
  • 220 g de mantequilla (se puede remplazar por margarina)
  • 1 huevo grande
  • 50 g de miel
  • 10 ml esencia de vainilla
  • 15 g de cacao amargo
  • 5 g de bicarbonato de sodio
  • 5 g de bicarbonato de amonio
  • 5 g de polvo total
  • 400 g de harina de repostería
  • 100 g de maicena

Ingredientes para el relleno

Cantidad necesaria de dulce de leche La Mulata (aproximadamente 500 g)

Ingredientes para el baño

500 g de chocolate con leche

Elaboración

Colocamos en la amasadora a velocidad con las varillas de batir: la mantequilla, el azúcar, el huevo, la miel y la esencia de vainilla. Batimos bien hasta que la mezcla blanquee. Tamizamos la harina, la maicena, los bicarbonatos y el polvo royal. Cambiamos las varillas por el gancho de amasado e incorporamos la mezcla tamizada. Amasamos hasta tener una mezcla homogénea. Retiramos de la amasadora. Precalentamos el horno a 180°.

Enharinamos ligeramente la mesa de trabajo. Bollamos la masa hasta que tengamos un bollo completamente liso. Estiramos la masa hasta llevarla a un espesor de 2 mm. Con un corta pastas cortamos discos de unos 6 cm de diámetro aproximadamente.

Ponemos los discos en una bandeja de horno cubierta con papel para hornear durante unos 4/5 minutos como máximo. Dejamos enfriar por completo antes de armar los alfajores.

Para el armado tomamos una galleta colocamos una cucharadita de dulce de leche y cubrimos con otra galleta, con la ayuda de un cuchillo emparejamos los bordes del dulce de leche sobrante.

Tenemos que tener en cuenta una regla general, la capa de dulce debe ser un tercio del total del espesor del alfajor

Mientras vamos armando todos los alfajores derretimos a baño María el chocolate. Para facilitar que se funda mas fácilmente previamente lo troceamos en porciones pequeñas. Lo removemos de forma frecuente para que se funda en forma homogénea. Una vez que esté por completo fundido podemos comenzar a bañar los alfajores sumergiéndolos por completo en el chocolate.

Con la ayuda de dos tenedores retiramos del chocolate. Escurrimos un poco para retirar el sobrante y colocamos sobre un papel antiadherente hasta que estén totalmente secos.

Una vez seco el baño podemos envolverlos en forma individual con celofán para su mejor conservación. Podemos guardarlos por unos quince días sin problemas. Pero realmente no creo que vayan a durar tanto.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!