Propiedades de la gelatina: beneficios y recetas

La gelatina pura es un alimento muy saludable para deportistas, adultos mayores, niños y para quienes quieren perder peso. Propiedades y beneficios.
propiedades de la gelatina

La gelatina es un alimento considerado muy nutritivo y saludable. Si bien es más tentador consumirla en verano, la podemos comer durante todo el año para aprovechar los beneficios que aporta a nuestra salud. A continuación te contamos las propiedades de la gelatina y algunas ideas para que la incluyas en variadas recetas y no te aburras de consumirla siempre de la misma forma.

propiedades de la gelatina

Propiedades de la gelatina

La gelatina es un alimento muy rico en proteínas. Su ingrediente principal es el colágeno, que procede de huesos, cartílagos y tendones de animales como, por ejemplo, el cerdo. Es baja en grasas e incluso en sus versiones light no contiene azúcares.

Sin embargo para asegurarnos que consumimos gelatina pura, es ideal que la compremos suelta en las dietéticas, o si optamos por la versión envasada, asegurarnos de leer bien en la etiqueta que no contenga demasiados conservantes, colorantes y azúcares, ya que en ese caso el alimento deja un poco de ser tan saludable.

Si compramos la gelatina neutra y pura, prácticamente solo contiene proteína y nada de hidratos de carbono, azúcares ni grasas. Luego en la receta que preparemos le agregamos nosotros el sabor con frutas, jugos, yogures y demás topping que nos agraden.

preparar gelatina sin sabor

Podés leer: Cómo hacer yogur en yogurtera

Beneficios de la gelatina

La gelatina es un buen alimento tanto para personas que están siguiendo una dieta, ya que es un alimento saciante y calma la ansiedad por el dulce, como para los niños y personas adultas porque los ayuda a hidratarse; también la consumen mucho los deportistas que recuperan minerales y proteínas. Te detallamos sus beneficios.

  • Deporte y actividad física: la gelatina neutra natural puede ayudar a los deportistas a recuperarse de sus lesiones por su alto contenido en proteínas, que tienen la capacidad de recuperar tejidos. Aunque la gelatina por sí sola no es suficiente, pero si como complemento proteico dentro de un plan alimentario saludable.
  • Hidratar a niños y adultos mayores: tanto los niños como los adultos mayores suelen ser reacios a ingerir líquido, en ese caso la gelatina que está hecha con un porcentaje enorme de agua es ideal para ayudar a hidratarse. Además en el caso de los adultos mayores que a veces suelen tener problemas dentales y se les dificulta comer alimentos duros, la gelatina es genial por su facilidad de deglutir y ayuda a compensar la falta de ingesta de la proteína que incluye la carne y que quizás no pueden comer con facilidad.
  • Diabéticos: en este caso se debe consumir la gelatina pura y neutra, que es rica en proteínas y sin azúcares. Si comprás la gelatina de caja mirá bien la etiqueta y asegurate que no contiene hidratos de carbono del tipo azúcares.
  • Personas en plan de bajar de peso: en este caso también es conveniente elegir las versiones sin azúcar. Es muy recomendada en los planes de descenso de peso porque la proteína aporta mucha saciedad y si la combinás con yogures o frutas es un buen postre, merienda o colación.

recetas con gelatina

Además podés leer: Postres que no engordan: para disfrutar sin culpa

Gelatina: cómo se hace

Vos mismo podés preparar la gelatina sin sabor en tu casa y a partir de allí elaborar recetas dándole sabor y colores. Es muy sencillo y poco engorroso. Acá te contamos la receta:

Ingredientes

  • Gelatina neutra o natural en polvo 3 cucharadas.
  • Jugo natural de alguna fruta que te guste 2 vasos.
  • Edulcorante natural como miel, estevia o panela. Aunque si la fruta es muy dulce podés obviar el edulcorante.
  • Agua 1 taza.

Preparación

  1. En un jarro calentá el agua hasta que hierva.
  2. Agregale las cucharadas de gelatina neutra y mezclá muy bien hasta que se disuelva.
  3. Agregá los vasos de jugo de las frutas elegidas. Volvé a mezclar bien para que se integren los ingredientes y evitar la formación de grumos.
  4. Volcá la preparación en un molde y cuando se enfríe llevala a la heladera hasta que se solidifique.

postres con gelatina

También podés leer: 5 recetas de postres livianos y sabrosos para saborear durante la pandemia

Recetas con gelatina

Comer gelatina es refrescante, saciante y nutritivo y aunque esté relacionada solamente a dietas, comida de hospital o al verano, la realidad es que todo el año podés elaborar postres con gelatina muy ricos y variados.

Gelatina con yogurt

Esta es una receta fácil y se convierte en un postre rápido, rico y cremoso.

Ingredientes

  • Gelatina de frutilla o el sabor que más te guste 1 sobre.
  • Gelatina sin sabor 1 sobre.
  • Agua hirviendo 1 taza.
  • Agua fría 1 taza.
  • Yogur de frutilla, vainilla o el sabor que quieras 1 taza.

Preparación

  1. Primero tenés que disolver la gelatina de fruta en una taza de agua hirviendo y cuando se disuelva bien le agregás el agua fría. Revolvé bien.
  2. Elegí un molde para el postre y poné la gelatina y llevala a la heladera a enfriar.
  3. En otro bowl diluí con un poco de agua fría la gelatina sin sabor, revolvé bien y agregale el yogur, mezclando todo bien.
  4. Luego retira el molde de la heladera y cuando la gelatina de fruta esté completamente sólida, agrega la mezcla y llevala de nuevo a la heladera.
  5. Cuando la servís podés completar el postre con cubos de fruta fresca o un crocante de granola.

gelatina con yogurt

Podés leer: Cómo hacer granola casera y aprovechar sus beneficios

Gelatina a las 3 leches

Este es un postre riquísimo, parecido al tradicional postre de las 3 leches. Solo necesitas algunos ingredientes y en 30 minutos podés tener listo el postre que alcanza hasta 8 porciones.

Ingredientes

  • Gelatina sin sabor 1 sobre.
  • Leche descremada 1 taza.
  • Leche condensada 1 taza.
  • Crema de leche 1 taza.
  • Fruta de estación pelada y cortada en trozos 2 tazas.
  • Nueces cortadas 1/2 taza.
  • Almendras 1/2 taza.
  • Edulcorante 1 sobre.

Preparación

  1. Como primer paso en una olla a fuego medio calentá la leche y agrégale la gelatina sin sabor previamente diluída en un poco de agua fría.
  2. Luego incorporá la leche condensada y la crema de leche y el edulcorante y mezclá todo muy bien.
  3. Ahora llevá la preparación a la licuadora y batí para que se integren todos los ingredientes.
  4. En un molde que elijas para el postre poné la preparación y colocá la fruta elegida cortada en trozos.
  5. Llevalo a la heladera y dejá que se enfríe al menos por 2 horas. Una vez que gelificó podés servirlo en compoteras individuales y terminar con un puñado de las nueces y almendras picadas. ¡ A disfrutar el postre rico, nutritivo y con pocas calorías !

gelatinas con frutas

También podés leer: Tarta de frutillas: una receta exquisita sin cocción

Gelatina con frutas y dulce de leche

Este es un buen postre para combinar el sabor de la gelatina con lo nutritivo de las fritas y el delicioso dulce de leche al que nadie puede resistirse.

Ingredientes

  • Gelatina sabor frutilla, frambuesa, cereza o la que más te guste 2 sobres.
  • Gelatina sin sabor 2 sobres.
  • Agua 3 tazas.
  • Dulce de leche 1 pote de 250 gramos.
  • Leche descremada 1 taza.
  • Frutas frescas trozadas, pueden ser frutillas, duraznos, manzanas, bananas, kiwi o las que te gusten o estén disponibles por la estación del año. Cantidad 4 tazas.

Preparación

  1. Como primer paso poné a hervir 1 taza de agua. Agregale la gelatina en polvo sabor frutal y revolvé por 2 minutos hasta que la gelatina se disuelva. Incorporá el agua restante pero fría y revolvé para que se integre bien.
  2. Elegí un molde tipo flanera o savaren rocialo con aceite en aerosol y volcá la gelatina hasta cubrir el 3/4 capacidad del molde. Llevala a la heladera por al menos 30 minutos o hasta que esté algo firme.
  3. Mientras tanto en una taza poné a diluir la gelatina sin sabor con un poco de leche, revolvé para que se disuelva bien.  Dejala reposar unos minutos.
  4. En otro bowl mezclá bien el dulce de leche con la leche restante y dividilo en 2 partes. A una parte agregale la gelatina sin sabor previamente disuelta, revuelve bien para integrar los ingredientes.
  5. La otra mitad de la mezcla de dulce de leche con la leche ponela a hervir en una olla pequeña. Apagá el fuego y agrégala todo a la mezcla que ya tiene la gelatina sin sabor. Revolvé bien con cuchara de madera para que no se pegue y se disuelva bien.
  6. Ahora que tenés toda la mezcla del dulce de leche incorporado e integrado dejá que se enfríe bien.
  7. Ahora lavá bien las frutas elegidas, pelalas y cortalas en trozos. Colocalas arriba de la gelatina frutal que tenias enfriando en la heladera.
  8. Cuando la preparación de dulce de leche ya esté frío volcalo en la flanera arriba de las frutas. Y llevala a la heladera por al menos 2 o 3 horas para que esté bien frío y compacto.
  9. Podés servirlo como postre para después de comer o como merienda. Cuando lo servís podés agregar un poco más de fruta cortada.

cómo hacer waffles

Además leé: Cómo hacer waffles dulces y salados

También podés seguir leyendo: