Dinamarca quiere castigar con dureza la filtración de videos porno

Desde tiempos inmemoriales, la tecnología ha ido marcando el avance del hombre sobre la naturaleza, permitiéndole cada día conseguir mejores condiciones de vida. Sin embargo, el uso que se hace de ella puede ser muy dispar y está inevitablemente ligado a los criterios morales de quien la usa.

Desde aquellos primeros pedernales tallados para poder cazar animales hasta hoy, con nuestros sofisticados sistemas de conexiones virtuales la tecnología puede ser usada con fines muy distintos, tanto muy buenos como muy perjudiciales.

Los primeros cazadores que recorrieron la Tierra descubrieron que sacándole filo a una piedra podrían hacer un cuchillo y matar y despellejar animales para que el clan se alimentara y no muriera de hambre. Pero también podían usar la misma piedra afilada para matar a alguien a quien no le tuvieran mucha simpatía.

Lo mismo ocurre hoy con nuestras avanzadas herramientas. Podemos vernos en vivo con alguien atravesando miles de kilómetros o podemos usar esa misma tecnología para cometer lo más bajos actos, escondidos cobardemente detrás de cierto anonimato que otorga la enorme red virtual.

Justamente en este sentido y atendiendo los crecientes casos de filtraciones de videos caseros porno, Dinamarca presentó un serie de medidas para limitar la “porno venganza” (revenge porn), que consiste en difundir fotos o videos íntimos en las redes sociales sin la autorización de las personas afectadas. La intención de las autoridades danesas es llegar a castigar esa prática con dos años de cárcel.

“Las fotos de ex-amantes son puestas en línea”, subrayó el Primer ministro danés Lars Løkke Rasmussen en Facebook. “Las víctimas quedan afectadas (por estas prácticas) durante todas sus vidas”, agregó.

Es considerable la cantidad de víctimas potenciales de estas bajezas ya que en Dinamarca, el 17% de los hombres y el 13% de las mujeres de 15 a 25 años tienen fotos de ellos desnudos publicados en Internet, según cifras dadas por el gobierno.

Ningún dato indica si esas fotos fueron publicadas en la red con o sin su acuerdo.

El proyecto gubernamental, presentado por los ministros de Justicia, de la Paridad y de la Educación, busca informar a las víctimas del procedimiento a seguir cuando presentan demandas.

Hasta ahora, este tipo de hostigamiento sexista era castigado con seis meses de cárcel.

El gobierno prevé hacer un estudio sobre la percepción por los jóvenes de los géneros, cuerpos y la sexualidad relacionada con su comportamiento en línea.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!