Cheesecake de dulce de leche: cómo hacerlo paso a paso

Los argentinos sabemos que cuando algo tiene dulce de leche no puede salir mal. Paso a paso de una torta riquísima que no va a fallarte.

Cuando pensás en algo rico, ¿qué es lo primero que se te viene a la cabeza? Para facilitarse la tarea, en esta oportunidad compartimos el paso a paso del cheesecake de dulce de leche, una opción tan rica como original. Llena de sabor y muy sencilla de hacer, esta torta es ideal para acompañar una tarde de mate con amigos o una sobremesa en familia. Te contamos cómo hacerla.

Necesitás

Para la base

  • 200 gr. de galletitas de chocolate.
  • 100 gr. de manteca.

Para el relleno

  • 350 gr. de dulce de leche repostero.
  • 350 gr. de crema de leche.
  • 350 gr. de queso crema.
  • Un sobre de gelatina sin sabor.

Preparación

Para realizar la base, lo primero que tenés que hacer es moler bien las galletitas hasta que queden trocitos pequeños. Puede ser aplastándoloas con un palo de amasar dentro de una bolsa o con la procesadora. Una vez que lo hayas hecho, mezclalas con la manteca derretida.

Cuando la preparación te haya quedado bien integrada, cubrí un molde con acetato y luego verté la mezcla. Luego, reservar.

cheesecake de dulce de leche con leche condensada

Podés leer: Cómo se hace la pasta frola casera

Para el relleno, en un bowl mezclá el dulce de leche con el queso crema. Luego batí la crema hasta que puedas dibujar trazos. Es importante que cuando integres la crema al resto de la preparación lo hagas de a partes y con movimientos envolventes, ya que sino se corre el riesgo de que se pierda espumosidad.

Hidratar la gelatina sin sabor y agregar tres cucharadas de la mezcla anterior para equiparar las densidades. Una vez realizado, juntar las dos partes y mezclar hasta que quede integrado de manera homogénea.

Volcar la preparación sobre la base realizada previamente de galletitas y llevar al freezer al menos por 4 horas.

Consejo: para que te resulte más sencillo desmoldarlo, recomendamos que uses un molde desmontable.

Para la cobertura

En este último paso las opciones que podemos realizar son varias. Presentamos algunas opciones para que elijas la más acorde a tus gustos:

Chocolate

Para esta cobertura necesitás una tableta de chocolate y una cucharada sopera de manteca. Cortá el chocolate en trozos no muy grandes y colocalo en un recipiente junto con la manteca apto para baño maria. Cuando esté derretido, cubrí el cheesecake y servir bien frió. También podés combinar chocolate negro y blanco.

cheesecake de dulce de leche y oreo

Leé más: La mejor receta del volcán de chocolate y dulce de leche

Otra alternativa es colocarle unas gotitas de cognac o cualquier licor que sea de tu preferencia al chocolate derretido. Este tipo de bebidas cortan con el dulzor y le da un toque que queda muy rico.

Oreo

Las galletitas oreo con una opción que nunca falla. Tomá un paquete de galletas, trituralas y colocálas en la cobertura.

cheesecake de dulce de leche sin horno

Podés leer: Cheesecake de Oreo sin horno: paso a paso fácil y rápido

Frutillas

Las frutillas le dan un toque de frescura y queda muy bien la combinación de sabores y texturas. Lavá y cortá por la mitad algunas frutillas. Antes de colocarlas en la cubierta, batí un poco de crema de leche y agregá una cucharadita justo debajo del lugar para la mitad de frutilla. Esto va a hacer que no se desplacen por la cobertura.

cheesecake de dulce de leche cocido

Podés leer: Cheesecake de chocolate blanco: fácil, rápido y sin horno

Conocé más recetas

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!