De México 86 a Rusia 2018, las cábalas de los técnicos de la Selección Argentina

Un libro recopila anécdotas de rituales y amuletos que usaron Bilardo, Passarella, Basile, Maradona, Sabella y Sampaoli para atraer la buena suerte.

Para muchos fanáticos y para los propios jugadores y técnicos, en el fútbol no se gana sólo con tácticas y goles. Más allá del talento, el trabajo y todo lo que se pueda invertir con un plan lógico, están quienes creen que hay algo sobrenatural que puede encaminar un partido hacia la victoria. Con esa premisa, en su libro Cábalas del fútbol (Edhasa), el periodista Ricardo Gotta recopiló anécdotas y rituales con los que los protagonistas de la selección nacional intentaron atraer la suerte en los últimos 32 años.

En el fútbol deciden las estrategias, los planteos tácticos, las ideas, los goles y algo más: brotes y creencias de fuerzas sobrenaturales que sobrevuelan los estadios

Aquí, algunas de ellas:

Bilardo: hamburguesas para todos

Se sabe que último técnico campeón con la selección nacional tiene un arsenal de fórmulas insólitas con las que cree convocar la fortuna. Pero una anécdota quizás no tan conocida es la de algo que sucedió en México durante el Mundial de 1986. Dos días antes del partido debut contra Corea, varios integrantes del plantel se fueron a pasear a un shopping y terminaron comiendo hamburguesas con gaseosas. Lejos de retarlos por una dieta tan poco saludable antes de un desafío tan importante, Carlos Bilardo lo consideró una actividad que, si “traía suerte”, deberían repetir. Después de ganar por 3 a 1, quedó establecido el ritual, y comieron hamburguesas hasta el último día en que levantaron la copa del mundo.

Jorge Valdano reconoció que en el micro tenían que escuchar tres canciones completas: “Total eclipse of the heart” de Bonnie Tyler, “Eye of the Tiger” de Survivor (Rocky III) y “Gigante chiquito” de Sergio Denis, que debía terminar en el mismo momento en el que el micro paraba en la puerta del estadio.

El futbolero  quiere convencerse que de respetar una serie de rituales el fútbol retribuirá con un resultado favorable. A pesar de que sepan que sus cábalas carecen de rigor científico, de seriedad y de intervención directa

Basile: ni el Papa puede entrar al vestuario

Para Alfio “el Coco” Basile, una de las claves para la buena suerte es que el vestuario debe tener el acceso vedado para toda persona ajena al plantel. Mantuvo esta postura en las dos oportunidades en las que condujo a la selección nacional (1991-1994 y 2006-2008) y también cuando dirigió a otros clubes. Se sabe que una vez, mientras fue entrenador de San Lorenzo, llegó a echar a un hincha muy especial que pretendió ingresar. “No quiero ver ni a un cura por acá”, fue su respuesta. El sacerdote era nada menos que Jorge Bergoglio, el actual Papa Francisco.

Podés leer: La cábala que no fue: Sorín contó porqué Argentina perdió frente a Alemania en 2006

Passarella, el “mellizo” del Tolo Gallego

Mientras trabajaron juntos al frente de la selección mayor (1994-1998), Daniel Passarella y su ayudante, Américo “el Tolo” Gallego se aliaron para compartir ciertas supersticiones. “Ambos, por caso, creían que Claudio ‘el Piojo’ López era un excelente delantero, pero que además traía suerte”, consigna el autor del libro, quien también señala que solían vestirse de manera similar o mantener los mismos lugares durante los traslados, en los restaurantes y en el banco de suplentes.

Maradona: ritual y rosario en mano

Como director técnico durante Sudáfrica 2010, Diego repitió la misma secuencia antes de cada partido: salía a la cancha un par de horas antes, pasaba por el círculo central y daba varios giros. Después charlaba con Fernando Niembro y Sebastián Vignolo para la previa de la transmisión de Telefé y luego con Sergio Goycochea para la TV Pública. Por último, saludaba a algún familiar de la platea, que podía ser su nieto Benjamín, su novia de entonces, Verónica, o sus propias hijas. También llevó siempre consigo un rosario, a modo de amuleto.

El actual técnico de la selección nacional hizo una dieta para atraer el triunfo, pero no le funcionó

Sabella: evitar los números “mufa”

“Estos brasucas nos quieren echar la escomúnica”, se lo escuchaba decir a Alejandro Sabella durante el Mundial Brasil 2014. El DT usaba esta palabra del lunfardo criollo para aludir a la temida “mufa”. Para evitarla, tenía una precaución muy común: evitaba alojar a su plantel en habitaciones con números considerados “malditos”, como el 13 o el 17.

Alejandro Sabella en el Mundial Brasil 2014. Creía que los brasileños querían “mufar” a la selección

Sampaoli: la dieta del yogur y la sopa

Durante las eliminatorias para el Mundial 2018, antes del partido contra Perú, varios integrantes del cuerpo técnico se propusieron ciertos sacrificios que, esperaban, les auguraran un buen resultado. Algunos prometieron correr una maratón de 42 kilómetros, algo que no cumplieron. Jorge Sampaoli decidió no comer alimentos sólidos. “Tomó sopa y yogur en Guayaquil, durante tres días, a pesar del calor. Se lo veía circunspecto durante las horas anteriores al juego. Creían que estaba consustanciado con la situación. Hasta que se desahogó: Me estoy cagando de hambre’. Y se fue a tomar mate”.

 

No te pierdas más cábalas y anécdotas en el libro “Cábalas del fútbol”, de Ricardo Gotta, cuenta como nadie las supersticiones de técnicos y jugadores.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!