Cómo bajar las pulsaciones y con qué medirlas

Conocer cómo funciona la frecuencia cardíaca es importante para advertir señales de riesgo y mantener saludable tu corazón. Wearables y apps que podés usar.
como bajar las pulsaciones
MercadoLibre

Presentado por Ideas Mercado Libre. By Buena Vibra Branded Content

La frecuencia cardíaca, comúnmente conocida como pulso, es la cantidad de latidos que da por minuto el corazón. Cuando estamos en reposo, tenemos que tener una frecuencia baja y los valores deben subir (pero no tanto) cuando hacemos esfuerzo. Conocer cuál es el rango ideal de latidos y cómo bajar las pulsaciones de manera inmediata y a largo plazo ayuda a cuidar la salud cardiovascular.

como se toman las pulsaciones

Podés leer: Cuáles son las causas y los síntomas de la presión alta y baja

Cómo bajar las pulsaciones

Si notamos que las pulsaciones están elevadas  – más adelante te contamos cómo saber esto – hay que hacer algo para bajarlas. Algunos consejos útiles:

  • Reducí la ingesta de cafeína.
  • Incluí ejercicio aeróbico de forma regular en tu rutina semanal: un buen ejercicio aeróbico que no necesita inversión de dinero, ni demasiado tiempo, es realizar una caminata rápida de 30 minutos todos los días.
  • Para cuidar la salud de tu corazón es aconsejable que realices 2 o 3 veces por semana actividades para trabajar los grupos musculares principales (piernas, caderas, espalda, abdomen, pecho, hombros y brazos).
  • Practicá ejercicios de estiramiento como yoga o estretching.
  • Realizá ejercicios de relajación y respiración. Funcionan a la perfección para relajarnos y bajar la frecuencia cardíaca.

Si tu frecuencia cardíaca en reposo está por arriba o por debajo de los valores normales y a pesar de poner en práctica todos los consejos no lográs normalizar las pulsaciones, podés estar ante un problema de salud cardiológica, como taquicardia o bradicardia. Consultá de inmediato al médico.

pulsaciones altas

Podés leer: Gimnasio: ejercicios cardio para principiantes

Cómo se toman las pulsaciones

La frecuencia cardíaca se mide por minuto e indica el número de veces que el corazón se contrae en ese período de tiempo. Para poder saber con precisión si está elevada o no, lo primero que debemos hacer es aprender a tomar las pulsaciones.

Medir pulsaciones es cuestión de tener buen tacto. Para tomarlas existen 2 técnicas súper fáciles. Se pueden controlar tanto en el cuello como en la muñeca:

  • En el cuello: ubicá la arteria carótida justo debajo de la mandíbula, presioná el dedo índice y mayor y, cuando sientas los latidos, contá cuántos entran en 15 segundos, ese número se multiplica por 4 y resulta la cantidad de latidos en 1 minuto.
  • En la muñeca: utilizando los mismos dedos, ubicá en la muñeca la arteria y procedé de la misma manera que en el cuello para determinar cuántas pulsaciones entran en 60 segundos.

como se toma el pulso

Leé también: Tecnología fit: cuáles son los ejercicios más modernos

Una buena opción es contar la cantidad de latidos que se producen en 30 segundos y luego multiplicar el resultado por 2. Es mejor medir el pulso después de períodos de reposo prolongado. Lo ideal sería contar los latidos a primera hora de la mañana, todavía acostados en la cama.

Cuántas pulsaciones son normales

La Federación Argentina de Cardiología establece cuántas pulsaciones por minuto es normal tener:

Pulsaciones en reposo

La frecuencia cardíaca de un adulto en reposo debería estar en el rango de 60 a 80 latidos por minuto.

  • Pulsaciones normales hombre: en un estado óptimo, las pulsaciones en hombres rondan entre las 60 y 66 pulsaciones por minuto según la edad.
  • Pulsaciones normales mujer: en un estado óptimo las pulsaciones en mujeres rondan entre las 70 y 74 pulsaciones por minuto según la edad.
  • Pulsaciones normales en niños: las pulsaciones en los niños se dividen según la edad, ya que no es lo mismo un bebé recién nacido que un niño de 10 años.

– Bebés recién nacidos de 0 a 1 mes de edad: 70 a 190 latidos por minuto.

– Bebés de 1 a 11 meses de edad: 80 a 160 latidos por minuto.

– Niños de 1 a 2 años de edad: 80 a 130 latidos por minuto.

– Niños de 3 a 4 años de edad: 80 a 120 latidos por minuto.

– Niños de 5 a 6 años de edad: 75 a 115 latidos por minuto.

– Niños de 7 a 9 años de edad: 70 a 110 latidos por minuto.

medidor de pulsaciones

Seguí leyendo: 2 minutos por tu corazón: 3 claves para tomarse la presión arterial

Pulsaciones durante actividad física

Cuando estamos en movimiento las pulsaciones suben y pueden llegar a trepar hasta 200 latidos por minuto cuando entrentamos con intensidad. El punto es que algunas personas con patologías de base, hipertensión o algún otro cuadro no deberían forzar su corazón. Por eso es clave el consejo médico y los chequeos de rutina.

Las pulsaciones de una persona entrenada son diferentes. Los atletas que tienen muy buen estado físico tienen entre 50 y 60 latidos por minuto.

Pulsaciones bajas

Si la frecuencia cardíaca es menor a la normal, o sea menor a 60 latidos por minuto (lpm), estamos en presencia de una bradicardia, una arritmia cardíaca que puede registrar los siguientes síntomas:

  • Debilidad.
  • Fatiga.
  • Palpitaciones.
  • Mareos.
  • Síncope.
  • Dolor torácico.
  • Pérdida de conocimiento.

Pulsaciones altas

Las pulsaciones máximas por edades rondan los siguientes valores en personas adultas:

  • 20 años: 200 latidos por minuto
  • 30 años: 190
  • 40 años: 180
  • 50 años: 170
  • 60 años: 160
  • 70 años: 150 latidos por minuto.

pulsaciones normales mujer

Podés leer: Enfermedades cardiovasculares: consejos médicos para prevenirlas

Cómo bajar las pulsaciones

Si notamos que las pulsaciones están elevadas, hay que hacer algo para bajarlas. Algunos consejos útiles:

  • Reducí la ingesta de cafeína.
  • Incluí ejercicio aeróbico de forma regular en tu rutina semanal: un buen ejercicio aeróbico que no necesita inversión de dinero, ni demasiado tiempo, es realizar una caminata rápida de 30 minutos todos los días.
  • Para cuidar la salud de tu corazón es aconsejable que realices 2 o 3 veces por semana actividades para trabajar los grupos musculares principales (piernas, caderas, espalda, abdomen, pecho, hombros y brazos).
  • Practicá ejercicios de estiramiento como yoga o estretching.
  • Realizá ejercicios de relajación y respiración. Funcionan a la perfección para relajarnos y bajar la frecuencia cardíaca.

Si tu frecuencia cardíaca en reposo está por arriba o por debajo de los valores normales y a pesar de poner en práctica todos los consejos no lográs normalizar las pulsaciones, podés estar ante un problema de salud cardiológica, como taquicardia o bradicardia. Consultá de inmediato al médico.

pulsaciones altas

Podés leer: Gimnasio: ejercicios cardio para principiantes

Tecnología: tu mejor aliado para medir pulsaciones

La tecnología ofrece muchas opciones para controlar el pulso cuando estamos entrenando, corriendo o caminando. Desde wearables y dispositivos inteligentes hasta aplicaciones para el celular, podés elegir el medidor de pulsaciones que mejor se adapte a tus costumbres, usos y preferencias:

Reloj para correr

Los smartwatch, esos modernos relojes pulsera con tecnología inteligente, son los más cómodos a la hora de entrenar ya que no ocupan espacio y no necesitás bolsillos ni fajas para guardarlo o sujetarlo. Tenés muchas opciones de relojes para correr. Los más completos miden las pulsaciones, la frecuencia cardíaca, la distancia recorrida y hasta las calorías consumidas.

reloj para correr

Podés leer: Los relojes inteligentes se consolidan como grandes aliados a la hora de entrenar

Pulsómetro

Un pulsómetro es un medidor del pulso para medir la frecuencia cardíaca mientras el deportista corre o realiza alguna actividad o entrenamiento.

Solía ser una pulsera de muñeca que funcionaba como un receptor con un cable que se conectaba en el pecho. Pero esos dispositivos han evolucionado y hoy existen wearables pequeños y de precios muy variados que podés llevar todo el día encima sin notarlo.

Un buen ejemplo son las pulseras que recepcionan distinto tipo de información (velocidad, distancia, altimetría, conteo de las pulsaciones, calorías, etc). Son grandes aliados para monitorear la salud.

reloj para correr

Leé más: Las mejores aplicaciones para entrenar en cualquier lado

Smartband

Estos dispositivos son pulseras cuantificadoras que permiten medir día a día nuestro estilo de vida para poder mejorar nuestra salud.

Lo más destacable además del diseño, porque cada vez son más pequeños y livianos, es el funcionamiento, ya que sirven por ejemplo para:

  • Medir tu actividad.
  • Te ayuda a superar tus objetivos.
  • Podés contar las calorías consumidas.
  • Tiene una función de medidor de sueño.

Para seguir leyendo:

La frecuencia cardíaca, comúnmente conocida como pulso, es la cantidad de latidos que da por minuto el corazón. Cuando estamos en reposo, tenemos que tener una frecuencia baja y los valores deben subir (pero no tanto) cuando hacemos esfuerzo. Conocer cuál es el rango ideal de latidos y cómo bajar las pulsaciones de manera inmediata y a largo plazo ayuda a cuidar la salud cardiovascular.

como se toman las pulsaciones

Podés leer: Cuáles son las causas y los síntomas de la presión alta y baja

Cómo bajar las pulsaciones

Si notamos que las pulsaciones están elevadas, hay que hacer algo para bajarlas. Algunos consejos útiles:

  • Reducí la ingesta de cafeína.
  • Incluí ejercicio aeróbico de forma regular en tu rutina semanal: un buen ejercicio aeróbico que no necesita inversión de dinero, ni demasiado tiempo, es realizar una caminata rápida de 30 minutos todos los días.
  • Para cuidar la salud de tu corazón es aconsejable que realices 2 o 3 veces por semana actividades para trabajar los grupos musculares principales (piernas, caderas, espalda, abdomen, pecho, hombros y brazos).
  • Practicá ejercicios de estiramiento como yoga o estretching.
  • Realizá ejercicios de relajación y respiración. Funcionan a la perfección para relajarnos y bajar la frecuencia cardíaca.

Si tu frecuencia cardíaca en reposo está por arriba o por debajo de los valores normales y a pesar de poner en práctica todos los consejos no lográs normalizar las pulsaciones, podés estar ante un problema de salud cardiológica, como taquicardia o bradicardia. Consultá de inmediato al médico.

pulsaciones altas

Podés leer: Gimnasio: ejercicios cardio para principiantes

Cómo se toman las pulsaciones

La frecuencia cardíaca se mide por minuto e indica el número de veces que el corazón se contrae en ese período de tiempo. Para poder saber con precisión si está elevada o no, lo primero que debemos hacer es aprender a tomar las pulsaciones.

Medir pulsaciones es cuestión de tener buen tacto. Para tomarlas existen 2 técnicas súper fáciles. Se pueden controlar tanto en el cuello como en la muñeca:

  • En el cuello: ubicá la arteria carótida justo debajo de la mandíbula, presioná el dedo índice y mayor y, cuando sientas los latidos, contá cuántos entran en 15 segundos, ese número se multiplica por 4 y resulta la cantidad de latidos en 1 minuto.
  • En la muñeca: utilizando los mismos dedos, ubicá en la muñeca la arteria y procedé de la misma manera que en el cuello para determinar cuántas pulsaciones entran en 60 segundos.

como se toma el pulso

Leé también: Tecnología fit: cuáles son los ejercicios más modernos

Una buena opción es contar la cantidad de latidos que se producen en 30 segundos y luego multiplicar el resultado por 2. Es mejor medir el pulso después de períodos de reposo prolongado. Lo ideal sería contar los latidos a primera hora de la mañana, todavía acostados en la cama.

Cuántas pulsaciones son normales

La Federación Argentina de Cardiología establece cuántas pulsaciones por minuto es normal tener:

Pulsaciones en reposo

La frecuencia cardíaca de un adulto en reposo debería estar en el rango de 60 a 80 latidos por minuto.

  • Pulsaciones normales hombre: en un estado óptimo, las pulsaciones en hombres rondan entre las 60 y 66 pulsaciones por minuto según la edad.
  • Pulsaciones normales mujer: en un estado óptimo las pulsaciones en mujeres rondan entre las 70 y 74 pulsaciones por minuto según la edad.
  • Pulsaciones normales en niños: las pulsaciones en los niños se dividen según la edad, ya que no es lo mismo un bebé recién nacido que un niño de 10 años.

– Bebés recién nacidos de 0 a 1 mes de edad: 70 a 190 latidos por minuto.

– Bebés de 1 a 11 meses de edad: 80 a 160 latidos por minuto.

– Niños de 1 a 2 años de edad: 80 a 130 latidos por minuto.

– Niños de 3 a 4 años de edad: 80 a 120 latidos por minuto.

– Niños de 5 a 6 años de edad: 75 a 115 latidos por minuto.

– Niños de 7 a 9 años de edad: 70 a 110 latidos por minuto.

medidor de pulsaciones

Seguí leyendo: 2 minutos por tu corazón: 3 claves para tomarse la presión arterial

Pulsaciones durante actividad física

Cuando estamos en movimiento las pulsaciones suben y pueden llegar a trepar hasta 200 latidos por minuto cuando entrentamos con intensidad. El punto es que algunas personas con patologías de base, hipertensión o algún otro cuadro no deberían forzar su corazón. Por eso es clave el consejo médico y los chequeos de rutina.

Las pulsaciones de una persona entrenada son diferentes. Los atletas que tienen muy buen estado físico tienen entre 50 y 60 latidos por minuto.

Pulsaciones bajas

Si la frecuencia cardíaca es menor a la normal, o sea menor a 60 latidos por minuto (lpm), estamos en presencia de una bradicardia, una arritmia cardíaca que puede registrar los siguientes síntomas:

  • Debilidad.
  • Fatiga.
  • Palpitaciones.
  • Mareos.
  • Síncope.
  • Dolor torácico.
  • Pérdida de conocimiento.

Pulsaciones altas

Las pulsaciones máximas por edades rondan los siguientes valores en personas adultas:

  • 20 años: 200 latidos por minuto
  • 30 años: 190
  • 40 años: 180
  • 50 años: 170
  • 60 años: 160
  • 70 años: 150 latidos por minuto.

pulsaciones normales mujer

Podés leer: Enfermedades cardiovasculares: consejos médicos para prevenirlas

Cómo bajar las pulsaciones

Si notamos que las pulsaciones están elevadas, hay que hacer algo para bajarlas. Algunos consejos útiles:

  • Reducí la ingesta de cafeína.
  • Incluí ejercicio aeróbico de forma regular en tu rutina semanal: un buen ejercicio aeróbico que no necesita inversión de dinero, ni demasiado tiempo, es realizar una caminata rápida de 30 minutos todos los días.
  • Para cuidar la salud de tu corazón es aconsejable que realices 2 o 3 veces por semana actividades para trabajar los grupos musculares principales (piernas, caderas, espalda, abdomen, pecho, hombros y brazos).
  • Practicá ejercicios de estiramiento como yoga o estretching.
  • Realizá ejercicios de relajación y respiración. Funcionan a la perfección para relajarnos y bajar la frecuencia cardíaca.

Si tu frecuencia cardíaca en reposo está por arriba o por debajo de los valores normales y a pesar de poner en práctica todos los consejos no lográs normalizar las pulsaciones, podés estar ante un problema de salud cardiológica, como taquicardia o bradicardia. Consultá de inmediato al médico.

pulsaciones altas

Podés leer: Gimnasio: ejercicios cardio para principiantes

Tecnología: tu mejor aliado para medir pulsaciones

La tecnología ofrece muchas opciones para controlar el pulso cuando estamos entrenando, corriendo o caminando. Desde wearables y dispositivos inteligentes hasta aplicaciones para el celular, podés elegir el medidor de pulsaciones que mejor se adapte a tus costumbres, usos y preferencias:

Reloj para correr

Los smartwatch, esos modernos relojes pulsera con tecnología inteligente, son los más cómodos a la hora de entrenar ya que no ocupan espacio y no necesitás bolsillos ni fajas para guardarlo o sujetarlo. Tenés muchas opciones de relojes para correr. Los más completos miden las pulsaciones, la frecuencia cardíaca, la distancia recorrida y hasta las calorías consumidas.

reloj para correr

Podés leer: Los relojes inteligentes se consolidan como grandes aliados a la hora de entrenar

Pulsómetro

Un pulsómetro es un medidor del pulso para medir la frecuencia cardíaca mientras el deportista corre o realiza alguna actividad o entrenamiento.

Solía ser una pulsera de muñeca que funcionaba como un receptor con un cable que se conectaba en el pecho. Pero esos dispositivos han evolucionado y hoy existen wearables pequeños y de precios muy variados que podés llevar todo el día encima sin notarlo.

Un buen ejemplo son las pulseras que recepcionan distinto tipo de información (velocidad, distancia, altimetría, conteo de las pulsaciones, calorías, etc). Son grandes aliados para monitorear la salud.

reloj para correr

Leé más: Las mejores aplicaciones para entrenar en cualquier lado

Smartband

Estos dispositivos son pulseras cuantificadoras que permiten medir día a día nuestro estilo de vida para poder mejorar nuestra salud.

Lo más destacable además del diseño, porque cada vez son más pequeños y livianos, es el funcionamiento, ya que sirven por ejemplo para:

  • Medir tu actividad.
  • Te ayuda a superar tus objetivos.
  • Podés contar las calorías consumidas.
  • Tiene una función de medidor de sueño.

Para seguir leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!