Horangel: dime cómo reaccionas y te diré de qué signo eres

La reacción de cada signo del zodiaco tiene sus particularidades. Conocelas y planificá cómo vincularte.

Horangel y los signos

  • ARIES: Pone todo al rojo vivo. Intempestivo y vehemente, se enciende como combustible. Vocifera y gesticula de manera irritante y brutal. Se muestra
    desafiante, extremista y dispuesto a todo. Planea venganzas desaforadas, pero una vez capeado el temporal, si logra quedarse con la última palabra,
    actúa como si no hubiera pasado nada.
  • TAURO: Soporta atmósferas increíbles de tensión y de agresión antes de mover un dedo. Recibe como lluvia mansa todo lo que su interlocutor le dice, lo soporta con estoicismo, aparentemente, con calma e infinita paciencia. Pero cuando estalla, lo hace de manera descomunal. Reacciona como una catapulta, porque se le ha exigido salir de sus normas habituales y de sus características conciliadoras y amables.

horoscopo chino 2019

Podés leer: Horóscopo chino 2019: cómo será el Año del Cerdo

  • GÉMINIS: Frente a una provocación, el geminiano se encrespa de la cabeza a los pies. El color sube por su cara y habla desgañitándose, sin coherencia. En la discusión, se vuelve inseguro, confuso y se enreda en sus propios argumentos. Grita todo lo que supo ne, lo que cree que debe decir y aún más. Luego, se arrepiente y perdona. Mientras dura el período de enojo, fabula venganzas que jamás cumple.
  • CÁNCER: No soporta las discusiones, y las tensiones le provocan inestabilidad física. El canceriano, por lo general, no pelea, no discute, no agrede, pero somatiza. Es decir, arruina su digestión, entorpece su circulación, tiene trastornos respiratorios, etcétera. Suele decir “No quiero líos”, y se enoja consigo mismo por no reaccionar. Esa agresividad no canalizada se vuelve contra él mismo.
  • LEO: Cuando se enoja, adopta maneras despectivas y arrogantes. Usa palabras hirientes, irreflexivas, desprovistas de argumentos verdaderos. Puede llegar a tensiones peligrosas en los momentos de discusión. Ante terceros, disimula. Como no suele perdonar las ofensas, acumula rencores.

horóscopo

Podés leer: Predicciones 2019: cómo será el nuevo año según la astrología

  • VIRGO: Casi nunca pierde los estribos. Razona con inteligencia y logra apabullar al otro. Sus argumentos son punzantes, lógicos, hirientes y van directamente al blanco. Aun en plena discusión, sus juicios son perfectamente elaborados, como si la pasión no perturbara su razonamiento. Es brillante y no pierde la compostura física.
  • LIBRA: Es excesivamente diplomático. A veces, no se disgusta para no arruinar una situación elegante o perder el estilo. Pretende arreglarlo todo con una sonrisa, tomando una copa y charlando cordialmente. Hasta que todo cambia de manera abrupta y el libriano se muestra dispuesto a enfrentar lo que sea, mientras sea pronto.
  • SAGITARIO: Reacciona ante la menor provocación, se enardece con facilidad y lanza sus palabras como si fueran misiles. Pero hay que aclarar que no es usual que el sagitariano pierda la cabeza. Como en su espíritu predominan los sentimientos humanitarios, no pelea nunca y evita en lo posible cualquier hostilidad.

Podés leer: Calendario de Eclipses 2019: días de alto voltaje emocional

  • ESCORPIO: Cuando algo lo enoja, reacciona con un juego de gestos. Endurece la mirada, arquea las cejas y contrae todos los músculos del rostro; se inflama de ira y dice cosas punzantes. Puede llegar a la agresión física. Después del incidente, su sistema nervioso colapsa. No perdona ni olvida.
  • CAPRICORNIO: Es cauteloso. Nunca reacciona delante de terceros. Se refugia en el silencio para meditar una respuesta, que casi siempre tiene un tono conciliador. Si la batalla continúa, contrae la cara y empieza a lanzar verdaderas bombas verbales. De esa manera evita irse a las manos.
  • ACUARIO: Cuando se fastidia, le cuesta dominarse. Se le aflauta la voz y se convierte en un león en jaulado. Se mueve de un lado a otro de una manera feroz, pero no mata ni a una mosca. Después de la tormenta, el acuariano queda con una sensación de vergüenza por lo innecesario de esos excesos. No es rencoroso: pasado el enfrentamiento, se refugia en la indiferencia y el olvido elegante.
  • PISCIS: Mientras el otro esgrime sus armas y sus defensas, el pisciano lo observa y le contesta con evasivas. Hasta que finalmente reacciona sin dejar la posibilidad de acuerdos estratégicos; puede llegar a la violencia física. Las conmociones de este tipo le provocan una crisis y lo alejan de la otra persona.

Seguí leyendo

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!