El campeonato más rico: los mejores parrilleros del país son de Chubut

Asado y mucha tradición: se llevó a cabo en la Ciudad de Buenos Aires el Campeonato Federal del Asado.

La cita tuvo lugar el sábado a partir de las 10 de la mañana en el barrio de Mataderos. Allí se armó el Estadio del Asador en donde se disputó una de las competencias más sabrosas de la agenda porteña: el Campeonato Federal del Asado. El premio se lo llevó una pareja que representó a la provincia de Chubut, Adrián Rosales y Cristian Gauna.

Los mejores asadores de Argentina se impusieron ante otras 23 parejas seleccionadas a través de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina y estuvieron representada todas las provincias del país, incluída la Ciudad de Buenos Aires.

También podés leer: Cómo hacer asado: trucos para asar bien y errores que debés evitar

El segundo lugar quedó para Claudio Caballero y Leandro Cobarrubia de San Luis y Adrián Martínez y Raúl Quiroga de la provincia de Mendoza. Las tres duplas pasaron a la final luego de haber mostrado sus habilidades para asar vacío, colita de cuadril y chorizos. Sin embargo, la clave para pasar a la final y pasar al podio de ganadores fue hacer a la parrilla un asado de tira y una marucha, un corte que es muy económico y es la primera vez que se lo incluye en el campeonato.

El jurado estuvo integrado por Patricia Ramos (Nuestro Secreto), Juan Ignacio Caverzaschi (Cabaña Las Lilas), Gastón Riveira (La Cabrera), Germán Sitz (La Carnicería), Gustavo Forestello (Siga la Vaca), Clementino Gómez (Fervor), Nacho Trotta (Bestia), Luciano “Laucha” Luchetti (Locos X el Asado), Martín Carrera, Ramiro Rodríguez Pardo, y los campeones del año pasado, Marcelo Herrera y Pablo Ramallo. Para hacer su evaluación se basaron en tres puntos fundamentales: el sabor, la cocción y la presentación del plato. Además tuvieron en cuenta el desempeño de las parejas frente a la parrilla y que respetaran el tiempo para asar.

Quizás podría interesarte: El mate, el asado y el sabor del mejor encuentro: mirarse a los ojos

“Lo mejor para hacer un asado es la paciencia. Y para nosotros, que somos de la Patagonia, la leña: allá el piquillín es muy bueno. Pero acá en el campeonato nos dieron carbón y no hubo problema, hay que adaptarse”, contó Adrián Rosales.

“En este campeonato no se puede regular la altura de la parrilla y eso está bueno: es la mano del asador la que regula la temperatura y ahí uno se da cuenta si alguien es un buen asador o no”, sostuvo su compañero, Cristian Gauna.

El estadio en donde se ubicaron las parrillas fue en el Parque Alberdi y se consumieron un total de 6 mil kilos de carne y 400 docenas de empanadas.

Además de los asados, también se ubicaron en las cercanías puestos de comidas y de artesanías, espectáculos y exhibiciones gauchas y duelos de baile entre los que compitieron el malambo contra el hip hop.

Podés leer: Leer y Comer: con eje en el asado, vuelve la exitosa feria gastronómica y literaria

Si te interesó esta nota, también podés leer: 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!