«Mi pareja ya no me excita»: por qué pasa y cómo solucionarlo

En algunos casos, la pasión puede tomarse un recreo. Te contamos cuáles son las causas y cómo solucionarlo. Consejos para subir la libido.
mi pareja ya no me excita

“Mi pareja ya no me excita” El amor puede ser para siempre, pero a veces la pasión se toma un recreo. Con el tiempo, el deseo sexual se atenúa y a veces es difícil entender por qué. Esto puede provocar roces en la pareja y debilitar el vínculo, a pesar de que no se trate de una distancia emocional.

Si te preguntas “por qué no siento deseo hacia mi pareja” o “por qué mi novia/o ya no me excita”, date una pausa y recorre estas líneas. No tomes decisiones a las apuradas. Muchas veces tiene que ver con algo no tuyo, y no del otro. Puede haber bloqueos o hasta situaciones de “anorexia sexual”.

Te contamos cuáles son los principales motivos de la falta de excitación o trastornos del deseo, y cómo puedes hacer para avivar la llama que devuelva las ganas de tener intimidad con tu pareja.

porque mi novia no me excita para nada

Leer más: Qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de tener sexo

“Mi pareja ya no me excita”

La pérdida de interés sexual por una persona puede tener diversas causas. Muchas veces no implica que se ha acabado el amor ni tiene por qué avivar la idea de una separación. Incluso si sientes rechazo hacia tu pareja, antes de poner en palabras la situación, lo ideal es detenerse y revisar qué está pasando en ti.

Algunas causas de la falta de deseo hacia la pareja:

  • La rutina: es una de las explicaciones más comunes de por qué una pareja nos deja de despertar deseo. Es que a veces la cotidianeidad nos pasa por arriba y dejamos en segundo plano el erotismo. La monotonía puede arruinar la vida sexual de una pareja.
  • El aburrimiento: si bien está relacionado con la rutina, esto no tiene por qué ir aparejado. A veces nos aburrimos de “hacer siempre lo mismo”. Esto se puede solucionar explorando fantasías.
  • El estrés: el estrés disminuye el apetito sexual. Si nuestra vida es un caos en otros ámbitos, es probable que lo traslademos a la cama. Te puede interesar: Cómo afecta el estrés tu vida sexual.
  • Falta de comunicación: muchas veces callamos lo que no nos gusta que nos hagan y dejamos que la pareja piense que nos satisface para no ofenderla. También se calla lo que sí queremos en la cama. Esto lleva a la insatisfacción.
  • La edad: a veces el paso del tiempo es lo que hace que perdamos la libido. En el caso de las mujeres puede deberse tanto al proceso menopáusico como a un cambio en la autoestima. Para los hombres, tiene consecuencias más visibles como impotencia. Esto último genera inseguridad y pérdida de apetito sexual en los hombres.

Por qué no deseo a mi pareja

Leer más: Nueve razones médicas para tener sexo

  • Traumas: los abusos y otros traumas pueden apagar el deseo. Nuestros genitales son el área más privada y vulnerable de nuestros cuerpos. Cuando experimentamos un conflicto o situación traumática, muchas veces apagamos el deseo y las sensaciones por temor.

Cómo reavivar el deseo sexual

Es importante destacar que la disminución del deseo sexual es más que normal, sobre todo en parejas que llevan juntas mucho tiempo. También es un problema frecuente en momentos de estrés o en etapas donde los cambios hormonales nos juegan malas pasadas.

Luego de indagar dentro tuyo cuáles pueden ser las causas, puedes seguir algunos consejos que suelen recomendar los psicólogos y expertos en temas de pareja:

  • Más comunicación: hablar abiertamente con nuestra pareja sobre nuestros sentimientos puede ayudar a superar la pérdida de pasión. La confianza es clave para expresar lo que nos gusta y lo que no en la cama.
  • Juegos nuevos: hablar sobre fantasías, experimentar con juegos o incluso masajes puede ayudar a reactivar el deseo sexual.

mi novia no me exita

Puedes leer: Sexualidad y estrés: cómo despertar la libido cuando el deseo se va

  • No a la rutina: el sexo no debe ser algo planeado. La anticipación puede ser sexy cuando está dosificada, pero no como norma. La espontaneidad puede hacer que nos encontremos disfrutando del sexo en el medio de la semana.

Es importante tomarse las cosas con calma y trabajar para recuperar el deseo y las ganas de tener un encuentro sexual con nuestra pareja. Y hacerlo, antes que nada, para sentirte mejor, porque te mereces disfrutar tu cuerpo. Y, no, por el otro.

Recuerda que la disminución del deseo sexual es muy frecuente a medida que se envejece: al menos un 70% de las mujeres mayores de 40 años que participaron en una importante investigación publicada en el ‘Journal of Sexual Medicine‘, declararon tener cada vez menos ganas de tener sexo.

porque no me excito con mi novio

Te puede interesar: Qué es el vaginismo: síntomas, causas y tratamientos

Te puede interesar: