Las personas que adelantan la decoración navideña son más felices

Según un estudio reciente, decorar el hogar para las fiestas reduce el estrés y aumenta la felicidad.

Desde hace muchos años, y guiados por la tradición, es que el 8 de diciembre es un día muy esperado por personas de todas las edades. Es el día destinado a armar el arbolito de navidad y comenzar a preparar el hogar para los días festivos. La ciencia reveló algo que desde siempre sospechamos pero nunca tuvimos certezas: aquellas personas que adelantan la decoración para antes de la fecha prevista, serían más felices.

Ya se demostró que la típica música navideña, los villancicos, mejoran notablemente el estado de ánimo y el humor de las personas porque aumentan el autoestima, la confianza en uno mismo, disminuyendo la ansiedad y el cansancio. Según este estudio, los estímulos visuales también ayudarían a que el nivel de felicidad sea mayor en el último mes del año.

Podés leer: Tips para decorar la mesa navideña

El estudio fue realizado por The Journal of Environmental Psychology y llegó a la conclusión que tener espíritu navideño con mucha anticipación minimiza el estrés y la ansiedad. ¿Será por ese motivo que la gran mayoría de los negocios y locales comienzan varios meses antes a decorar las vidrieras con productos de navidad?

La investigación reveló que este tipo de decoración causa efectos muy positivos en las personas, entre los que se destacan que se sientan mucho mejor con ellas mismas y que esa alegría sea emanada hacia su alrededor. Transmiten, además de alegría, preocupación por el otro y amabilidad. Estos resultados explican porque las familias aprovechan el espíritu navideño para reencontrarse con aquellos que hace mucho tiempo no ven, o que incluso, no se ven desde la navidad pasada.

Una de las razones que podrían explicar esto, según los investigadores, es que para la mayoría de los niños, esta es una de las mejores épocas y uno de los días más esperados durante todo el año. Y en estas fiestas, ya de adulto, la gente suele recordar lo que sentía cuando era pequeño gracias a las decoraciones y el compartir en familia. Por eso, anticiparlas hace que esos buenos momentos regresen a la mente antes y permanezcan por más tiempo con uno.

Leé más: Escobas escondidas y bombachas rosas: las curiosas tradiciones de Navidad que no conocías

Los especialistas explicaron que “esa nostalgia es como magia, porque reducen las emociones negativas para brindar un estado de confort, buen humor y camaradería”,

En un mundo de estrés y ansiedad, a las personas les gusta asociarse con cosas que los hacen felices y las decoraciones navideñas evocan esos fuertes sentimientos de la infancia. Son simplemente un ancla o un camino hacia esas emociones mágicas de emoción de la vieja infancia, así que poner esas decoraciones navideñas anticipadamente prolonga la emoción”, indicó Steve McKeown, psicoanalista de Estados Unidos.

La investigación también indicó que las decoraciones en el exterior del hogar, como puertas, ventanas y árboles, se consideran más “amigables y cohesionadas” y que sus ocupantes son más sociables y accesibles en la temporada de Navidad.

Leé también: Navidad con amigos: claves para repensar las fiestas cuando los hijos crecen

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!