Recetas con pechugas de pollo: 2 ideas jugosas y deliciosas

El pollo es súper versátil y se pueden preparar muchas recetas riquísimas en pocos minutos. Compartimos dos ideas saludables y bajas calorías
2 recetas con pollo

Las pechugas de pollo son el ingrediente perfecto para elaborar un almuerzo o cena de manera saludable y rápida. Además, son fáciles de combinar porque quedan bien con todas las guarniciones.

Recetas con pechugas de pollo

Hay muchas maneras de cocinar pollo, al horno, a la plancha, en sartén, en guiso, en cazuelas de arroz, con papas o verduras. Hay gente que prefiere las presas de pata y muslo porque son más jugosas, pero es importante destacar que esta alternativa tiene más de calorías que las pechugas. Hoy compartimos 2 recetas con pechugas de pollo para que implementes en tu menú cotidiano.

como preparar pollo

Podés leer: Cómo preparar pollo a la Cordon Bleu: un clásico para lucirse

Pechugas de pollo a la plancha

Ingredientes

  • Pechugas de pollo 2.
  • Ajo 2 dientes.
  • Aceite de oliva virgen 2 cucharadas.
  • Acheto Balsámico 1 cucharada.
  • Jugo de medio limón.
  • Orégano.
  • Sal y pimienta cantidad necesaria.

tortilla de espinaca

Leé más: Tortillas: 3 recetas para acompañar un rico menú

Preparación

El primer paso es limpiar las pechugas de cualquier tipo de excedente de grasa que pueden tener, aunque sea mínimo. Siempre es mejor que estén bien magras para que sean más sanas. Una vez hecho eso, cortá cada pechuga en 3 o 4 churrascos, según el grosor que quieras darle.

Luego condimentales con sal y pimienta negra. Cortá los ajos al medio, sacales el brote de cada mitad, ponelos en un mortero, agregale el aceite y el vinagre, machacá muy bien.

Untá los churrasquitos de pollo con la pasta que preparaste y dejalos reposar en un bowl tapado con papel film. Mientras tanto, en una sartén grande poné a calentar un poco de aceite de oliva y, cuando esté caliente, colocá el pollo y cocinalo 2 minutos de cada lado, como son churrascos finos será suficiente el tiempo. Recordá que debe estar bien cocido, así que en caso de que necesites dejarlo unos minutos más, hacelo.

Mientras se está cocinando, agregá a la sartén el jugo de medio limón con orégano. Esto le dará sabor y mucha humedad.

Cuando llegue el momento de comerlas, lo mejor es que lo hagas mientras estén calentitas. Si es necesario, rectificá la sal y la pimienta.

ensalada cesar con pollo

Leé más: Ensaladas saludables para comer sano este verano

Podés acompañarlas con varias guarniciones como por ejemplo:

  • Ensalada de hojas verdes con tomates cherry.
  • Zanahoria rallada con huevo duro.
  • Vegetales grillados como berenjenas y zucchinis.
  • Arroz con vegetales.

Pechuga de pollo rellena con espinaca, queso y tomates secos

Ingredientes:

  • Pechuga de pollo 2.
  • Espinaca 1/2 atado.
  • Tomas secos 6.
  • Queso semiduro 100 gramos.
  • Queso crema 3 cucharadas.
  • Hierbas frescas como por ejemplo: tomillo, romero, orégano y perejil.
  • Aceite de oliva cantidad necesaria.
  • Sal y pimienta a gusto.

Preparación:

Lo primero que debés hacer es limpiar bien las pechugas. Una vez limpias, haceles un corte en el medio sin llegar a separarlas por completo. Lo mejor para hacer esto es usar un cuchillo chiquito pero bien afilado. La idea es que te quede como si fuera un bolsillo, ya que allí pondrás el relleno. Agregales sal y pimienta y reservalas en un plato tapadas con papel film.

En un bowl, poné los tomates secos con aceite de oliva para que se hidraten. Por otro lado, lavá muy bien con abundante agua las hojas de espinaca y escurrilas. Picalas y reservá para preparar el relleno.

También podés leer: Crepes de pollo y ensalada Waldorf: receta de una comida exquisita

En un bowl colocá la espinaca, el queso crema y las hierbas picadas, agregale sal y pimienta negra y mezclá todo bien para que quede lista para untar. Luego, escurrí los tomates secos y cortalos en tiritas para agregarlos al relleno.

Precalentá el horno y, mientras tanto, rellená las pechugas con la preparación y colocales 2 o 3 bastoncintos del queso semiduro a cada una. Cerrá cada pechuga con unos palillos para que el relleno no se escape.

Colocá en una sartén aceite de oliva y dejalo calentar. Cuando este bien caliente, colocá las pechugas para que se sellen. Hacelo de ambos lados para que no pierda su sabor ni su jugo.

brochettes

Te puede interesar: Cómo hacer unos deliciosos brochettes a la parrilla

Luego, tomá una placa para horno untada con manteca, poné las pechugas que previamente sellaste en la sartén y tapá la fuente con papel aluminio.

Deberás cocinarlas por 20 minutos, aunque recordá que el tiempo depende de cada horno y de la forma que cocine. Recordá darlas vuelta a mitad de cocción para asegurarte que están bien cocinadas de los dos lados.

Igual que en la receta anterior podés acompañar con variedad de guarniciones. ¡Animate a probar!

Además, en este caso, podés aprovechar que prendiste el horno y colocar en una fuente papas cortadas en cuña, rodajas de calabaza y bastoncitos de zanahorias, todo untado con aceite de oliva y tomillo.

hamburguesas de calabaza

Podés leer: Hamburguesas de calabaza súper ricas y saludables

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!