Pedicura en casa: belleza de pies paso a paso

Ponete tus sandalias más lindas y cómodas y lucí tus pies bellos y cuidados convirtiéndote vos misma en tu propia pedicura en casa.
pedicura en casa

Llegó la primavera y comenzamos a reacomodar la ropa del placard para vestirnos con ropa más liviana por los días más cálidos. Lo mismo ocurre con el calzado y buscamos las sandalias o nos compramos nuevas. Para lucirlas de la mejor manera debemos cuidar la salud y belleza de nuestros pies. Debido a la pandemia muchos rubros no están habilitados a trabajar, por esto te proponemos que hoy realices vos misma las tareas de pedicura en casa.

pedicura en casa

También podés leer: Formas de uñas: claves y estilos para manos impecables

Pedicura en casa: paso a paso

Para que nada te frene ni te impida lucir tus pies en los próximos días calurosos primero tenés que arreglarte los pies de manera que talones, dedos y uñas se vean en perfectas condiciones de cuidado y belleza. Es muy fácil de realizar considerando que por el coronavirus no podrás ir a la consulta con la pedicura. Por eso te damos una serie de pasos a seguir para que te conviertas en la mejor pedicure en casa.

Pedicure en casa: todos los tips

Hasta el punto 5 los consejos son tan válidos para mujeres como para hombres ya que los muchachos también comienzan a lucir sandalias u ojotas en estos tiempos y es importante que mantengan la salud y cuidados de los pies.

1) Remojar los pies en agua caliente

El primer paso que tenés que hacer es retirar el esmalte si todavía tenés las uñas pintadas. Utilizá un quita esmalte de buena calidad para no dañar las uñas y te ayudás con unos copos de algodón embebido en la acetona. Luego poné los pies en remojo en agua caliente. Si querés optimizar el resultado y convertir tu casa en un pequeño lugar de Spa, ponele al agua unas gotas de aceites esenciales de lavanda o cítricos, además de relajar tus pies ayudan a aliviar los dolores propios de esta zona del cuerpo. También otra opción es colocarle al agua sales de baño, las que son muy buenas para los pies son las exfoliantes. Tomate el suficiente tiempo para que los pies se relajen y absorban las esencias o sales. Tené a mano agua caliente para agregar si se enfría.

pedicure en casa

Además podés leer: Cómo curar talones agrietados y cuidar los pies

2) Limpieza de los talones

Una vez que los pies estuvieron su buen tiempo en remojo, retiralos del agua y secalos bien con una toalla limpia y suave. Con una barra de piedra pomez pulí con cuidado los talones y los costados exteriores de los pies que es donde suelen crecer la piel más gruesa producto de la presión constante que ejercemos sobre los pies, además algunos calzados que usamos de forma habitual a veces no son tan cómodos. Esa piel gruesa crece por la formación de queratinocitos, provocando además de un mal aspecto, a veces producen la formación de callosidades que causan dolor. Por eso es importante pulir y exfoliar bien estas zonas de los pies, para retirar las células muertas que se acumulan en la piel. Al terminar con la exfoliación volvelos a enjuagar y secalos otra vez. Para terminar con esta zona pasate con suaves masajes una crema con vitamina A, muchas son específicas para el cuidado de los pies.

3) Cortado de uñas

Ahora es momento de comenzar con las uñas. Primero con una herramienta que se llama gubia que suele venir incorporada en los alicates limpiá bien los bordes de las uñas y el interior entre las yemas. Ahora para empezar con el corte de uñas la clave importante de esta tarea para evitar las molestas uñas encarnadas, es cortalas poco y en forma recta. Es decir no te cortes al uñas al raz de la piel, dejalas con un leve crecimiento después de la terminación de las yemas. Para lograr un corte recto evitá utilizar tijeras o alicates de formas oblicuos u ovalados. No tengas miedo de cortarte las uñas si seguís estos consejos.

pedicura en casa

Podés leer además: Cómo curar los hongos de los pies y uñas: 5 remedios caseros

4) Limado y forma de uñas

Sin modificar el corte recto de las uñas, podés limar apenas las esquinas y la base para que estén suaves y parejas. El secreto es empezar por la parte más rugosa de la lima y luego teminar con la más fina. Otra clave muy importante es limar siempre en una única dirección de esta forma se evita romper o rayar la uña. Si sos propenso a tener uñas encarnadas, podés intentar levantar la parte encarnada para aliviar la presión y cortar o limar esa parte. Pero los que hemos tenido alguna vez esta afección sabemos que es muy doloroso y necesita tratamiento especializado. Por eso para este tema te aconsejamos acercarte apenas puedas a un podólogo o pedicura especializado. Con mucha más razón reforzamos este consejo si tenés diabetes, no intentes tocar las uñas encarnadas vos solo. Acercate a un especialista en pie diabético. Volviendo al limado común de uñas tené en cuenta que las uñas de los pies son más gruesas y de crecimiento mucho más lento que las uñas de las manos, por lo que conviene usar limas de grano más grueso y las separes exclusivamente para los pies y tengas otras aparte para el cuidado de las uñas de las manos.

5) Cutículas

Para cortar fácilmente las cutículas, que es la pielcita que crece en el borde y en la base del crecimiento de las uñas, seguí estos pasos simples y te quedarán perfectas. Podés colocarte sobre cada uña un pompón de algodón embebido con un producto para ablandar cutículas y dejalo actuar al menos 5 a 10 minutos. Después enjuagate los pies en agua bien caliente y secalos con cuidado. Con la ayuda de una gubia o borde del alicate empujá un poco las cutículas que ya están blanditas y luego con una tijera oblicua o un alicate cortalas y retiralas con cuidado.

pedicura en casa

También podés leer: Uñas encarnadas: causas y tratamientos de un problema frecuente

Belleza de pies

Ahora que terminaste de limpiar, pulir, exfoliar, talones y uñas. También ya cortaste y limaste las uñas y quitaste las cutículas. Ya tenés los pies súper prolijos para lucirlos en sandalias u ojotas. Lo último que te queda es embellecerlos pintado las uñas. Para esta tarea te damos unos sencillos tips.

Pintado de las uñas

Con los pies bien limpios y secos, recordá siempre secarte entre cada dedo para evitar la formación de hongos. Ya podés empezar el proceso de belleza de pies pintando las uñas de manera muy prolija.

Comenzá limpiando las uñas con un poco de quitaesmalte para eliminar restos de polvo del limado previo.

  • Primero podés ponerte entre los dedos unos separadores que vienen en los set de pedicuría, es para que no se manchen los dedos con el esmalte.
  • Luego elegí un esmalte sin color que sea nutritivo y aporte calcio a tus uñas. Pintá una capa suave. Dejá que se seque bien.
  • Por último basado en tu propio gusto o preferencia según combine con tu tono de piel elegí un esmalte de color, y pintá una capa suave, con poca cantidad y prolijidad. Dejá que se seque bien.
  • Siempre queda mejor pasarte una segunda capa, pero no seas impaciente y siempre esperá que la primera capa esté bien seca.
  • Recordá agitar siempre bien los esmaltes antes de usarlos.
  • También tené a mano unos cotonetes con acetona para limpiar algun derrame que puede surgir.

La paleta de colores de esmaltes es infinita, así como los tonos, que pueden ser mate, nacarados o brillosos, si bien cada año surgen tendencias o modas, el mejor siempre será el que a vos te guste. ¡Exitos en esta tarea de pedicura en casa!

belleza de pies

Leé más: Cómo hacer uñas semipermanentes paso a paso

 

Si te interesó esta nota, podés seguir leyendo más: