Guía para saber cómo actuar frente a un choque vehicular

Te contamos qué procedimiento seguir luego de un choque para ahorrar tiempo, energía y gastos.

Experimentar un choque con el auto es una de las situaciones que le pueden pasar a cualquier y en cualquier momento. Pero lo importante en aquellos momentos es reaccionar y actuar de forma adecuada para no perder tiempo; y también para evitar que el problema crezca.

Pensar y actuar rápido

Si bien uno no siempre puede controlar las emociones que le surgen en el momento, siempre se puede pensar antes de actuar y hacer las cosas bien. Al momento de chocar con el auto o ser chocado por otro vehículo es normal sentir emociones como el enojo, el susto o la frustración.

Te puede interesar: Teléfono, enojo, llanto: cuál es la distracción más peligrosa al conducir

Lo que ocurre generalmente en estas situaciones es que las personas que manejaban ambos vehículos empiezan una discusión a los gritos y  se llena de insultos. Esos momentos no tienen ninguna finalidad más que para sacarnos toda la rabia y la furia de encima. Pero a decir verdad, discutiendo con el otro solo nos hace perder nuestro preciado tiempo.

En lugar de estar peleando y gritando, la mejor decisión que se puede tomar en esos momentos es respirar hondo y chequear los términos más importantes: ¿salieron personas heridas del incidente? ¿Tengo todas las pruebas y datos necesarias para hacer que el seguro cubra los daños causados?

Leer más: Seguridad activa y pasiva: conocé tus aliados al conducir

Es cuestión de dejar a un lado los impulsos emocionales y enfocarse en lo que está pasando en el momento. En caso de haber heridos en el choque, es necesario hacer una llamada rápida para ambulancias y, en caso de que hiciera falta, al cuerpo policial.

Es por eso que a continuación te vamos a mostrar algunas pautas a tener en cuenta a la hora de experimentar un choque. De esta manera vas a poder ahorrar tiempo, evitar que el problema se agravie y que los costos te sean leves.

Estar al día con el seguro

Es siempre una obligación circular con el seguro contratado y su comprobante, aunque sea uno de los seguros más básicos. Por otro lado, para que la empresa cubra los daños de un siniestro, es requisito estar al día con las cuotas.

Podés ver: Bajar la velocidad desmorona la cantidad de muertes por incidentes de tránsito

Además, si el asegurado no pagó y causa un choque, es posible que deba responder con su propio patrimonio por los daños. Esto último también es aplicable para quienes, aun con un seguro vigente, choquen borrachos o drogados.

Permanecer luego del accidente

Escaparse de la escena del choque no hará más que demostrar la violación de la Ley de Tránsito 24.449 (artículo 65). Esta ley dice que la primera obligación de quien forma parte de un siniestro vial es detenerse inmediatamente y presentar su documentación a las otras personas y a las autoridades.

Ver más: La inseguridad vial exige tu compromiso: 20 muertes diarias por incidentes de tránsito

No  hacer caso a esta ley no solo demuestra una actitud poco ciudadana y respetuosa, sino que también traerá consigo graves consecuencias penales a las cuales hay que atender más tarde. Un ejemplo de esto es que, en caso de que el accidente hubiese resultado con una persona herida, el escaparse generaría una condena por abandono de persona.

Para manejar esta situación, lo primero que se debe hacer es detenerse lo antes posible en el lugar más próximo y apagar el motor del vehículo. Lo ideal es que después se activen las balizas y se coloquen los triángulos reflectantes para comunicar el accidente a los otros vehículos que circulen cerca.

Continuar leyendo: Elementos de Seguridad Vial: prevenir es respetar la vida

 Y luego, en caso de haber heridos, se recomienda llamar al SAME (107) Y a la Policía (911). Cabe aclarar que antes de que las autoridades lleguen, no hay que moverla a las personas heridas ya que no sabemos en qué condiciones se encuentran ni cómo maniobrarlas.

Datos del otro conductor

Otra de las cosas que hay que hacer en accidentes automovilísticos es tomar nota de los datos del otro conductor. Esto se hace principalmente porque nuestro productor asesor de seguros nos solicitará posteriormente esta información para poder tomar la denuncia.

Te puede interesar: Los siniestros viales son la primera causa de muerte en menores de 35 años

Los datos que hay que pedirle a la otra persona son:

  • Nombre, apellido, DNI y dirección del conductor, tal como figuran en su licencia de conducir.
  • Los mismos datos anteriores, pero del titular del seguro, si éste fuera alguien distinto a quien estaba al volante.
  • Modelo, marca y patente del vehículo, tal como figura en la cédula.
  • Compañía de seguro póliza del otro vehículo, junto con su fecha de vencimiento, tal como figuran en el comprobante de vigencia.

Otra de las cosas que se recomienda hacer es pedirle al otro conductor su número de teléfono y su correo electrónico, para no perder contacto con esa persona. Y también pedirle que haga la denuncia en su seguro.

Fecha y hora

También es importante tener registro de la fecha y hora en la cual el accidente tuvo lugar. En otra de las cosas, redactar un detallado relato de cómo sucedieron todo los acontecimientos les servirá a las autoridades a tener un mejor panorama de todo lo sucedido.

Leer más: Fumar o manejar: proyecto de ley para multar a quienes conducen con un cigarrillo

Evidencia visual

Otra de las cosas que se deben hacer es sacarle fotos a los daños causados en el vehículo propio y en el del otro conductor, y así tener una evidencia visual de los resultados del accidente. Es preferible que las fotos se hagan de manera detallada y también con planos abiertos. Es último se hace más que nada para tener una imagen del auto completo y su patente luego del accidente.

También es muy útil fotografiar y grabar el lugar del hecho, más que nada para ver la calle o la avenida, las señales de tránsito, los semáforos o lomas de burro. Incluso se pueden sacar fotos de las personas lesionadas, para demostrar más adelante las consecuencias verdaderas.

Podés ver: Ley de Seguridad Vial: prohíbe tomar mate al volante

En muchas veces, luego de un simple contacto con alguna moto o bicicleta, aparece una demanda por lesiones mucho más graves que las reales, y por sumas millonarias que el seguro podría no cubrir en su totalidad. Es por eso que teniendo evidencia visual y detallada, evitamos ser estafados por daños que no se han cometido.

Cámaras y testigos

Para tener más pruebas y evidencia del accidente, siempre es bueno averiguar si hubo testigos a la hora del hecho o incluso si alrededor de ese lugar hay cámaras de seguridad. De esta forma, el relato se refuerza más contando con alguna grabación o con los hechos contados por testigos.

Es importante saber que las grabaciones de las cámaras, tanto si fuesen municipales o vecinas, se borran al poco tiempo. Por esta razón es que se debe actuar con rapidez y obtener la mayor cantidad de información.

Ver más: El video que enmudeció a Australia: el 40% de la gente dejó de usar drogas y alcohol al volante en un mes

Hacer la denuncia

La Ley de Seguros 17.418 establece un plazo de tres días corridos para que el asegurado le informe a su compañía que sufrió un siniestro, lo que hoy puede hacerse por teléfono o por Internet. Esto es muy importante porque la aseguradora podría no reconocer siniestros que no hayan sido avisados en tiempo y forma.

Es así que la ley indica que luego de las 72 horas el asegurado pierde el derecho a ser indemnizado, salvo que acredite caso fortuito, fuerza mayor o imposibilidad de hecho sin culpa o negligencia.

Te puede interesar: Los incidentes de tránsito son la causa principal de discapacidad en el mundo

Además Del aviso al seguro, siempre hay que contar con una constancia firmada o con un comprobante enviado por correo electrónico. Y, en caso de haber personas heridas, además hay que realizar una denuncia policial.

Continuar leyendo: