Salud y sabor: cómo hacer pan sin harina y con semillas

La mejor combinación entre lo rico del pan pero sumando las bondades que aportan las semillas a nuestra dieta diaria.

El pan ha sido un elemento básico de la dieta humana desde la antigüedad. Desde los albores de la humanidad ya hacía pan ácimo -sin levadura- hace 12.000 años, a partir de una mezcla de harina y agua, y cociéndolo al sol.

Sin embargo, el pan es un alimento muy pobre, especialmente el pan blanco industrial, que es además sin dudas el más consumido en nuestros días. Incluso el pan integral está muy por debajo de otros alimentos, como vegetales, frutas o proteínas animales.

Por ello, muchos médicos y nutricionistas insisten en que debemos reducir la ingesta de pan e intentar reemplazarlo con otros nutrientes.

Hoy, para que podamos disfrutar de un pan más rico en sabor y en nutrientes, BuenaVibra te propone preparar un pan sin harina, lo que es ideal para personas que realizan dietas para adelgazar y para quienes no pueden consumir gluten.

Leé más: Cómo hacer pan casero con semillas: receta paso a paso

Ingredientes:

  •  5 claras.
  • 150 ml de agua.
  • 100 g de nueces.
  • 100 g de linaza.
  •  100 g de semilla de girasol.
  •  100 g de semilla de sésamo.
  •  100 g de semilla de calabaza.
  •  Sal a gusto.
  •  1 cucharadita de bicarbonato de sodio.

Podés leer: Sopas caseras: recetas saludables y nutritivas

Preparación:

Lo primero que debemos hacer y utilizando la técnica que cada uno conozca es separar las claras de las yema.

Luego hay agregarles sal y batirlas durante un minuto incorporando el bicarbonato de sodio junto con el agua en el proceso del batido.

A continuación se deben moler las semillas con un mortero o en una procesadora hasta que queden transformadas en una harina fina. Una vez conseguido esto se debe agregar lo obtenido a la preparación anterior.

semillas de calabaza

Leé más: Beneficios de las semillas de calabaza: los que tenés que conocer

En este punto llega el momento crucial. Aquí debemos amasar todos los ingredientes ya unidos hasta conseguir la textura apropiada del pan.

En un horno precalentado a 180° colocamos la masa y la dejamos por espacio de unos 50 minutos. (Dependiendo de la calidad del horno que usemos pueden ser unos minutos más o algunos menos).

Una vez transcurrido ese tiempo tendremos ya tiene un pan libre de gluten, apto para celíacos y para quienes no quieren consumir hidratos de carbono.

recetas de comidas vegetarianas ricas

Quizás puede interesarte: Seis especialistas en nutrición revelan qué alimentos no hay que consumir

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!